Elecciones Provinciales: modelos para armar

Por Gimena González Eastoe

El 2019 inició con los alborotos propios de las definiciones políticas de cara a la renovación de autoridades tanto en el ejecutivo provincial, que será la primera disputa, como en lo referente a los municipios de la mayor parte de las localidades y la renovación de la cámara de diputados.

El gobernador Omar Gutiérrez utilizo las herramientas que le otorga la última reforma electoral y adelantó sorpresivamente las elecciones para el 10 de marzo. De esta manera, quienes habían especulado con otras fechas, estiraron las definiciones de sus partidos y alianzas y quedaron, pareciera, a contramano.

El escenario plantea un fuerte disputa entre el actual gobierno del MPN que buscará la reelección del actual mandatario, mientras que los principales oponentes lograron sellar una alianza que pone por primera vez en mucho tiempo una disputa real en la arena de la política local. Se trata de Ramón Rioseco y Darío Martínez que lograron conformar la Unidad Ciudadana Frente Neuquino. En un tercer y cómodo lugar, el intendente capitalino, Horacio Quiroga, representa la fórmula de la derecha y ofrece a la ciudadanía una opción sin sorpresas.

El contexto nacional no es un detalle a pasar por alto; la evolución del gobierno de Cambiemos pone en jaque la economía nacional y aunque algunos se hagan los distraídos, se puede ver que Mauricio Macri apuesta fuerte en la provincia con dos opciones: por un lado, su aliado estratégico, Omar Gutiérrez quien garantiza las inversiones y el desarrolló de Vaca Muerta, pero que además ha acompañado en momentos decisivos todos los ajustes propuestos por el gobierno nacional. Sus diputados y senadores se han destacado por su participación orgánica al proyecto neoliberal de Cambiemos. Por otro lado, el candidato de Cambiemos, propiamente dicho, sería Horacio Quiroga. Y no hace falta estar en las mesas chicas para entender esta dinámica; cuando el primer mandatario prioriza la relación con Gutiérrez antes que con Pechi Quiroga.

Es en este contexto que la propuesta de Unidad Ciudadana Frente Neuquino pone en jaque la continuidad del Movimiento Popular Neuquino en el gobierno. Tanto Ramón Rioseco como Darío Martinez han logrado consolidar un espacio que aglutina diferentes armados políticos territoriales con los que podrán disputar la elección. Concentran la mayor parte de los municipios grandes y geopolíticamente estratégicos en la provincia. Recordemos que ya las últimas elecciones habían sido un cachetazo para el MPN que en la Confluencia había quedado en 4° lugar. Pero además, el frente convoca a sindicatos, movimientos sociales, partidos vecinales y partidos provinciales, con el agregado de color que es que además representarán la construcción de Cristina Fernández de Kirchner como principal opositora al gobierno de Mauricio Macri. De esto se encargó Martinez durante el último año y medio en el que se irguió como el abanderado contra el macrismo en la provincia.

La ciudadanía neuquina será la protagonista en esta elección en la que podrá repetir la historia o comenzar a escribir otro capítulo en el que el federalismo, la identidad y la defensa de los intereses provinciales, sea una realidad y no sólo un slogan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.