Derrota de Independiente en el Federal A

El Albirrojo neuquino se reencontró con su gente después de cuatro meses pero el Deportivo Madryn le amargó la fiesta venciéndolo 2 a 1.

Tarde primaveral y los hinchas de Independiente encaraban una fecha que esperaban con ansias luego de un parate que se volvió interminable debido a conflictos tanto en el Consejo Federal como en la AFA en general. La alegría de volver a pisar la Nueva Caldera en día de partido se hacía notar en la cara de los simpatizantes que ingresaban al estadio, repartiendo abrazos y enormes sonrisas para festejar el reencuentro con sus compañeros de tablón que llegaban de los más variados puntos de la ciudad, de Plottier e incluso desde Buenos Aires. “Los amigos de la cancha son los únicos que estoy seguro que voy a ver toda mi vida” aseguraba un hincha.

La gente estaba confiada y con razón. La Nueva Caldera es un reducto en el que Independiente, con el correr de los años, se ha hecho prácticamente invencible. Además, el rival de turno nunca había sido capaz de rescatar aunque sea un empate en la fortaleza de Chocón al 4000.

La tarde no empezaría de la mejor manera. Madryn arrancó mejor plantado en el campo de juego, presionando mucho y manejando el balón de manera más precisa. Promediando la primera etapa, el aurinegro abriría el marcador con un remate de Da Silva desde fuera del área grande que se coló en la esquina inferior derecha del arco defendido por Villalba.
El local ensayó una tibia reacción parando el equipo más arriba e inclusive rematando al travesaño en un tiro libre ejecutado por Dante Zúñiga. El árbitro pitó el final cuando el Rojo comenzaba a dar señales de mejora aunque sin la profundidad necesaria para alcanzar el empate.

El segundo tiempo mostró a un Albirrojo más decidido. A los pocos minutos lograría dejar el partido en tablas a través de una jugada preparada que derivó en una carambola aprovechada por el cordobés Ávila en el área chica para el festejo del pueblo neuquino.
Luego del empate, el partido sería todo de Independiente, que estuvo cerca de ganarlo varias veces pero el arquero visitante redondeó una buena tarde sacando algunas pelotas increíbles. Independiente merecía el segundo gol pero los goles no se merecen, se hacen.

Cerca del final, Madryn se encontró con un gol fortuito gracias a un remate de Michelena que reboto en un defensor albirrojo descolocando al arquero. El equipo de la ciudad fue con todo en busca del empate pero se encontró sin ideas y golpeado por el baldazo de agua fría que significó la anotación de los balleneros que se dedicaron a hacer tiempo y cuidar la diferencia.
Ahora el Rojo en la 4ta fecha deberá viajar a Bahía Blanca a visitar al difícil Villa Mitre que viene de vencer 3 a 1 a Cipolletti en la Visera de Cemento. El equipo de Solanas suma 0 de 6 y no puede dejar pasar más puntos si pretende luchar por la clasificación a la segunda fase en lugar de por la permanencia.

 

Mirá el resumen del partido gracias a Marcá La Línea Fotografía Deportiva:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.