Ya empezó a trabajar el director neuquino en YPF

[smartslider3 slider=4]

Después de semanas de cabildeos y autocandidatos, el gobernador Omar Gutiérrez decidió designar a su ministro de Economía, Norberto Bruno, como director por la provincia en YPF. Tras el anuncio, que resulta un promedio entre las presiones del titular del gremio petrolero y senador, Guillermo Pereyra y la posibilidad de llevar al ex mandatario Jorge Sapag al sillón de la petrolera, Bruno inició sus tareas, semanas antes de su asunción formal el 29 de abril, sobre todo por los despidos que ya comenzaron en el sector petrolero.

Eso en el contexto en que el mandatario chubutense, Mario Das Neves, que encara negociaciones similares, dijo que su provincia “no hará como Neuquén, que negocia despidos” con las petroleras para mantener la actividad. Eso le valió la airada respuesta de Pereyra.

Esta semana, Bruno se reunió con el senador Pereyra, notorio opositor a su candidatura -el gremialista apoyaba al anterior ministro de Energía durante la gobernación de Jorge Sapag, Guillermo Coco-. Según se informó oficialmente, repasaron la situación del sector, al tiempo que se refirieron de manera positiva a los aumentos tarifarios de gas y electricidad ya que así se logrará recuperar la actividad en los yacimientos y mejorar la recaudación provincial. “trabajar en conjunto” por una pronta reactivación de la cuenca neuquina. Espera que el funcionario interceda dentro de la firma estatal para restituir al menos parte de los equipos parados.

Aunque Pereyra apostaba por el ex ministro Guillermo Coco para el directorio de YPF, ayer el sindicalista y senador nacional se mostró conciliador con Bruno. Contó que hablaron “de todo” y acordaron “trabajar juntos para que haya trabajo y producción con la nueva perspectiva que es el precio del gas”.

Pereyra dijo que, con el gobernador Gutiérrez, es necesario “aunar esfuerzos” en beneficio de la provincia. Recordó que, además del sindicato, le toca presidir la Comisión de Energía del Senado, desde donde puede colaborar para una estrategia común.

A principios de mayo se termina el plazo de 90 días del procedimiento preventivo de crisis que evitó más de 1500 despidos en Neuquén. A cambio, se dispuso un diagrama de rotación de los trabajadores. Pereyra coincidió en que la mejora en el precio del gas permitirá reactivar la producción de la cuenca. Bruno comenzó una ronda de reuniones con representantes del sector hidrocarburífero para analizar la actualidad de esa actividad y dijo que “la definición del nuevo precio del gas va a determinar un relanzamiento de la actividad hidrocarburífera en la provincia y en el país. En ese sentido, tenemos que estar todos aunados para trabajar y aprovechar esta ventaja de una nueva una oportunidad que tienen los hidrocarburos en la provincia”.

Pereyra denunció que varias empresas del rubro ignoraron el acuerdo de preventivo de crisis y despidieron trabajadores de manera “indirecta”. Dijo que el caso más grave fue en el yacimiento El Trapial, operado por Chevron, donde se dieron de baja más de 200 empleos mediante negociaciones particulares, al margen del sindicato.

“Hay empresas que han bajado su actividad y habrá que ver con los que ejercen la policía de hidrocarburos por qué han bajado la producción, más precisamente El Trapial, que bajó la producción ex profeso, ha parado equipos o no hay ningún equipo trabajando y ha parado la producción de varios pozos”, afirmó.

Añadió que en El Trapial “han despedido en forma indirecta, con negociaciones, a más de 200 compañeros, pagándoles tentadoras indemnizaciones, con lo cual nosotros no podemos hacer nada porque es un mano a mano y así negocian su salida

Bruno tiene 56 años de edad, es profesional en administración de empresas y desde diciembre encabeza la cartera de Economía. Se desempeñó, entre otras, en varias subsidiarias de YPF -YPF Perú, YPF Corporation- y en Edersa -la empresa concesionaria del servicio eléctrico en Río Negro.

La designación de Bruno marcó otra diferencia, en este caso con el intendente de la capital, Horacio Quiroga, quien hasta el momento no logró colocar ninguna ficha en las empresas y organismos nacionales. Para YPF había propuesto a Rubén Etcheverry, un ingeniero vinculado con las empresas petroleras y ex secretario de Energía en el gobierno de Felipe Sapag. Ahora volcado al PRO, Etcheverry no fue de la partida, y Quiroga se quedó sin colocar a nadie. Es que en Buenos Aires prefieren coordinar con su secretario de Gobierno, Marcelo Bermúdez, un PRO desde el inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.