Y un día Argentina amaneció de luto

Ante los aberrantes hechos de violencia de género cometidos en lo que va del año, el pueblo decidió unirse para ponerle un alto y pedir justicia. Han matado a 19 mujeres sólo durante este mes de octubre. Sentimientos de impunidad, horror, tristeza, miedo y bronca invaden al colectivo social.

Mientras transcurría el segundo fin de semana del mes, miles de mujeres se encontraban en Rosario para engrandecer la lucha por la igualdad y la no discriminación. Mujeres de todo el país se organizaban para erradicar la violencia género, tan arraigada y naturalizada por nuestra cultura. Sin embargo, mientras en las calles de Rosario se vivía una fiesta de empoderamiento feminista, a 716 kilómetros de distancia se cometía un crimen aberrante, uno más… una menos. Lucía, una adolescente de 16 años, oriunda de la ciudad de Mar del Plata, había sido drogada, violada y asesinada de una manera atroz e inhumana.

Durante el 19 de Octubre las mujeres nos organizamos bajo el lema“si mi vida no vale, produzcan sin mí” y a las 13 horas dejamos toda actividad que estuviéramos realizando durante una hora para simbolizar con nuestra ausencia el vacío que habían dejado los femicidios cometidos.

Arrow
Arrow
Slider

A las 18 horas el Alto Valle salió a marchar. A pesar del clima, miles de personas vestidas de negro se acercaron a las calles más importantes de las ciudades al grito de “¡Ni una Menos!, ¡Vivas nos queremos!”. La convocatoria fue masiva y diversa, familias, amigxs, mujeres y hombres, agrupaciones de las más diversas, todos unidos por una misma causa: luchar por la vida de todas nosotras, para que las mujeres podamos vivir libres.

El llamado “Miércoles Negro” dejó en la comunidad no sólo el hartazgo ante tantos casos de violencia, abusos y muertes, y el pedido de justicia para que falte “Ni Una Menos”; sino el llamado urgente a un cambio cultural en donde las mujeres dejemos de ser consideradas objeto de deseo sin derecho a ser tratadas dignamente y como iguales. Se ha plantado la semilla de la erradicación de la violencia de género en los corazones de todas las familias latinoamericanas y eso nos da esperanza para pensar que en poco tiempo esta lucha dará sus frutos y venceremos los estereotipos de una cultura arcaica y misógina que se ha cobrado la vida de miles de mujeres.

 

Azul Dragone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *