Vecinos de Río Grande se organizan para proteger los espacios verdes

Neuquén.- La comisión vecinal del barrio Río Grande recurrió a la Defensoría del Pueblo para evitar que la apertura de la continuidad de la calle San Luis, desde Aconcagua hasta Domene, reduzca aún más un predio destinado originariamente como espacio verde.

Aseguran que ya se ha perdido el 80% del espacio verdey si el municipio continua con esta política, se perderá aún más. La gente del área de Agrimensura recomienda la apertura de la calle por el espacio verde para no afectar las canchas privadas que dan hacia la Avenida Olascoaga.

El presidente de la comisión vecinal del barrio Río Grande, Albarito Quintana, subrayó que los vecinos no se oponen a la apertura de la calle, pero lo que quieren es que se respete la traza el último plano, de la última mensura. De lo contrario, entiende que avanzarán unos doce metros sobre el espacio verde.

De sur a norte, la calle San Luis quedaría con un trazado curvilíneo que pasaría por delante del frente de un edificio habitado, contiguo a las canchas, y finalizaría sobre la margen izquierda de un colegio privado sobre calle Aconcagua.

Antes de la esquina de La Pampa y Aconcagua se abrió un pasaje hacia Domene para que tres terrenos tengan un frente. Detrás quedaron como reserva fiscal 1448 metros cuadrados, donde está el sistema de bombeo, con el agravante de que si el Ejecutivo decide venderlo, quedaría sólo una franja del espacio verde.

Quintana sostuvo que el proyecto original contemplaba unos 9800 metros y que hoy queda menos de 3600, contando la reserva fiscal. “Pedimos que nos devuelvan al estado original de espacios verdes. De seguir con esta idea de mermar el espacio, la primera carpa que van a tener que sacar será la mía cuando se les ocurra abrir la calle o venderle al colegio Millaray, tal como lo solicitaron”, aseguró el vecinalista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *