Una herencia no muy pesada

Arrow
Arrow
Slider

 

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, anunció el lunes que Neuquén concentrará la mayoría de las inversiones que llegarán al país tras el arreglo con los fondos buitre. Fue durante el acto de inauguración de una nueva turbina en la Central Térmica Loma La Lata, ocurrida nueve meses después de lo comprometido, pero también luego del “sinceramiento” tarifario dispuesto por el gobierno nacional.

NEUQUÉN.- La herencia no era tan pesada, parece. En efecto, el lunes pasado, la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, inauguró con el gobernador Omar Gutiérrez y el presidente de la empresa Pampa Energy, la ampliación de la Central Térmica Loma La Lata, propiedad de esa firma. La obra, anunciada en 2014 y comprometida para su puesta en marcha para julio de 2015, se habilitó nueve meses después, en pleno “sinceramiento tarifario”.

Así, esta provincia “será la vedette” de las inversiones, dijo la vicepresidenta frente al complejo que ahora tiene una capacidad de generación de 658 megavatios, un 20 por ciento más, pues esta turbina, denominada María Elena -por María Elena Walsh- incorporará 115 megavatios. La denominación es una tradición en la empresa de Mindlin, ya que las otras llevan el nombre de Mercedes (Sosa), Alfonsina (Storni), Gabriela (Mistral) y Aimé (Painé).

Michetti realizó una visita fugaz durante la que elogió al gobernador Gutiérrez y pidió a los empresarios locales que acompañen el proceso de “recuperación” de la economía, de acuerdo con la propuesta del presidente Mauricio Macri.

A su turno, Gutiérrez dijo que se demostró que “el desarrollo de la energía, tanto convencional como no convencional, es viable y posible en la provincia”, y recordó que la semana próxima expondrá en Houston, Estados Unidos, sobre la potencialidad de la formación Vaca Muerta. En ese punto, destacó que se trata de seducir al capital nacional y que en una segunda etapa “van a empezar a llegar también las inversiones extranjeras”.

Michetti señaló que la Argentina “tiene una deficiencia en la producción de energía, que estamos comprando a precios altos en el exterior, con lo cual la capacidad de Neuquén para producir lo que necesita el país es una enorme oportunidad para los inversores”. Remarcó que “seguiremos buscando el autoabastecimiento energético del país y además, como sucedió en otros tiempos, intentaremos volver a exportar energía”.

De acuerdo con los anuncios formulados en octubre de 2014, la inversión global superó los 1.100 millones de pesos y ocupó a 200 personas por espacio de un año. Los trabajos se financiaron en partes iguales con capital propio y acreencias de la empresa con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y formaba parte del programa encarado por el gobierno anterior para fortalecer el sistema interconectado nacional y aumentar la oferta de energía.

Del acto participaron integrantes de la comunidad mapuche Kaxipayñ que reclama la propiedad de las tierras donde se emplaza la central térmica. El lonco de la comunidad, Gabriel Cherqui, y varios de los dirigentes mapuches, saludaron a la vicepresidenta Michetti y al gobernador Gutiérrez, en una sintonía diferente a la utilizada en acontecimientos similares en el pasado.

Gutiérrez dijo que la ampliación de la central “no es fruto de la casualidad, sino de la causalidad. Hay factores, hay causas que está llevando adelante el gobierno nacional que permiten este desarrollo”, sin aludir al gobierno de Cristina Kirchner.

Destacó el plan de inversiones de Pampa Energía que incluye la instalación de una nueva turbina, y nuevos desarrollos con otras compañías. La empresa produce actualmente el 10 por ciento del gas que sale de la cuenca neuquina.

Para el gobernador neuquino, los factores que hicieron posible la ampliación son la unificación del tipo de cambio, la eliminación de las restricciones a las importaciones, la disminución de las retenciones y el acuerdo con los fondos buitre y, principalmente, “el reconocimiento del valor justo y equitativo del valor del gas que corresponde a los neuquinos. Se ha más que duplicado el precio en boca de pozo para la molécula de gas”. Sin embargo, como se dijo, la ampliación de la central y la incorporación de la nueva turbina fueron definidas y financiadas durante la gestión de Cristina Kirchner.

La vicepresidenta Michetti sostuvo que era una jornada “de celebración porque esto tiene que ver con la inversión, la generación de empleo, la resolución de esta problemática enorme que tenemos los argentinos de las cuestiones de energía que hacen al consumidor ciudadano y a las pequeñas y medianas empresas”.

La central fue construida en el año 1994 y operaba con tres turbinas de gas de ciclo abierto, de 125 megavatios cada una. Es decir, una potencia total de 375 megavatios. Pampa Energía la adquirió en el año 2008, e inmediatamente inició su ampliación, mediante el cierre del ciclo, que se conoce como el sistema de ciclo combinado, agregándole tres calderas de recuperación y la turbina a vapor para aumentarle en 180 megavatios su potencia.

 

Sociedad Pro-MPN

La vicepresidenta señaló también la proximidad entre el gobierno nacional y el partido provincial que preside Gutiérrez. El Movimiento Popular Neuquino acompañó al macrismo en la votación por el endeudamiento para pagar a los fondos buitre y derogar las leyes de pago soberano y de cerrojo. El alineamiento también se expresó en las palabras del gobernador, que pidió “trabajar juntos” y luego evaluar las diferencias que puedan existir. Gutiérrez también agradeció al gobierno nacional por el reconocimiento del nuevo valor del gas en boca de pozo, y el apoyo otorgado en las gestiones por el proyecto de la represa Chihuido I y en la toma de deuda, además de los adelantos de la coparticipación.

 

Por Gerardo Burton

gerardoburton@manoamanonoticias.com.ar

Fotografías: Gentileza Prensa Casa de Gobierno

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *