Una de cal y una de arena

Tras seis largos meses de quejas de los vecinos por los yuyos y basura acumulada en la plazoleta de la calle Luis Beltrán, la Municipalidad de Neuquén finalmente vino a hacer las tareas correspondientes a la limpieza. La plazoleta, es el único espacio público que tenemos los vecinos de La Sirena para jugar con nuestros hijos o bien para compartir unos mates por la tarde.
Pero resuelto un problema surge otro, como para no perder la costumbre.

Las máquinas del municipio que llevaron adelante la limpieza de este espacio, rompieron la tapa del canal pluvial, generando ya no sólo la inutilización del espacio público sino un latente peligro para los vecinos.

La pésima señalización da cuenta de la falta de responsabilidad del Ejecutivo municipal a la hora de preservar los espacios y la integridad de los vecinos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *