Un país movilizado contra el ajuste

El pasado jueves 2 de junio se hizo notar el descontento de los trabajadores. La CTA Autónoma de Pablo Micheli y la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky concretaron, junto a un paro nacional, una marcha a Plaza de Mayo en repudio al veto de la ley de emergencia ocupacional, en contra de los despidos y el aumento de tarifas.

Micheli sostuvo que, si bien “no han desaparecido las diferencias” entre los dirigentes de las centrales sindicales, desde su lugar seguirá “construyendo esta unidad” porque “es una actitud madura aceptar que se puede construir en la diversidad”. A su turno, Yasky agregó que “esta es la unidad de los que estamos luchando para que la Argentina tenga la agenda social y haya respeto por los derechos de los trabajadores”.

La movilización tuvo su manifestación en todo el país. Los trabajadores neuquinos no se quedaron atrás y salieron a las calles de la ciudad.

Recordemos que fue el veto de Mauricio Macri a la Ley de Emergencia Ocupacional, aprobada por el Congreso de la Nación, el motivo principal del paro y movilización. Un acto más de autoritarismo por parte del presidente que no sorprende, pero que amarga e indigna al pueblo, al que no le queda otra alternativa que manifestarse y mostrarle los dientes al gobierno de Cambiemos. El tarifazo del día a día, y la gran cantidad de despidos que se vienen dando tanto en el sector público como privado, también fueron desencadenantes de la movilización, en paralelo al aumento notorio de la bronca e impotencia de la gente a la que el sueldo no le alcanza y cada vez tienen más deudas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *