Un espacio que fomenta el encuentro

La Biblioteca Popular Jorge Fonseca acompaña a los centenarenses hace más de 17 años a impulsar la creatividad y participación entre jóvenes y adultos

La Fonseca fue creada el 10 de junio de 1999, en Centenario, provincia de Neuquén y está ubicada en la calle Santo Domingo 148 (entre Canadá y EE.UU.).

Desde esa fecha a la actualidad, la Biblioteca Jorge Fonseca se ha consolidado en el seno de la comunidad como un referente socio-cultural de servicio y promoción de actividades que responden a las diferentes demandas que presenta la población. Alberga talleres todos los días, tanto de mañana y tarde y para todas las edades. A su vez, cuenta con más de 14 mil libros a disposición del público, ya sea para su lectura en la sala o para préstamo domiciliario. En este sentido, saber que, diariamente se facilitan más de veinte libros y se atienden, en promedio, más de treinta consultas en sala, indica que es un espacio con gran inserción barrial.

Actualmente se dictan talleres de fotografía, dibujo, escritura, locución y radio, idioma, clown, teatro, entre otros. Los mismos se realizan de lunes a viernes, en horario de mañana y de tarde.  Además, todos los viernes está el Cine Club, donde se pueden ver distintos tipos de películas, compartir una reflexión colectiva y degustar algo rico entre los asistentes. Para participar de los encuentros y talleres, podés acercarte o llamar al teléfono 489-3899.

Desde lo político

La Biblioteca Popular Jorge Fonseca se ha planteado generar un cambio socio-cultural en el espacio donde se desenvuelve a favor de los sectores más carenciados, particularmente sobre los jóvenes como expectativa de futuro.

Desde su denominación, la Biblioteca ya marca su línea. Jorge Fonseca es un joven desaparecido de esta comunidad, secuestrado por la última Dictadura Militar, al igual que otros 30 mil compañeros. El espacio se ha constituido en promotor de la memoria, ha asumido el compromiso de reivindicar a la generación de los setenta para construir una sociedad más equitativa, con menos desigualdades.

La cultura imperante del consumismo y el individualismo nos atraviesa pero no nos deja inmóviles. Cotidianamente se trabaja a favor de una construcción colectiva de inclusión, compromiso y participación. La tarea educativa y cultural de la Biblioteca se basa en la reflexión, el análisis, el disenso, con una estrategia clara: promover el libro, brindar información, educación, recreación y animación sociocultural mediante una adecuada organización y una dinámica acción cultural y desarrollo de actividades de extensión que aseguren la incorporación de nuevos servicios y tecnologías, satisfaciendo las demandas de un público pluralista y heterogéneo, colaborando en la formación de lectores lúcidos y sensibles para el quehacer de su comunidad y sobre todo en el conocimiento, volcado en la acción enriquecida con el trabajo diario.

 

Por Bárbara Sandoval Jara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *