Sobre la reforma de la Carta Orgánica Municipal

Como ya es costumbre, cada uno o dos años hace más de una década, el intendente deslizó sus intenciones de modificar la carta orgánica de la ciudad antes de fin de año y generó revuelo en la política neuquina, causando que  referentes, como Mercedes Lamarca, Gastón Ungar y Francisco Baggio, salieran al cruce.

Según el jefe comunal, el máximo documento municipal se encuentra desactualizado, ya que, por distintos motivos, no se ha modificado desde 1995, año en el que el mismísimo Quiroga fue convencional constituyente y ayudó a redactarlo.

Con la excusa de ponerlo al día, “Pechi” busca la oportunidad de introducir algunas reformas que parecieran pensadas más a favor de su propia agenda política que en el bienestar de los vecinos de Neuquén.

Entre los puntos a modificar, se encuentra la posibilidad de incorporar un tercer mandato consecutivo para los intendentes, pero asegura que se implementaría para sus sucesores, ya que él asumió bajo la normativa hoy vigente, aunque, llegado el momento, nada le impediría ampararse en la reforma que impulsa y buscar una re-reelección.

Otro de los cambios propuestos por Quiroga es la eliminación de la renovación parcial del Concejo Deliberante, que actualmente se hace cada dos años. Vale la pena recordar que, en su momento, fue su propio espacio político el que propuso e impulsó la forma actual argumentando que la renovación total cada 4 años favorecía al solo al poder vigente, el MPN.

Por último, en sintonía con la política de ajuste del Gobierno Nacional, Quiroga se refirió a su deseo de bajar el límite de empleados municipales, alegando que “hoy en día, la tecnología reemplaza a mucha  gente”.

Para lograr el llamado a elecciones de convencionales y  modificar la carta orgánica es necesaria la aprobación de dos terceras partes del actual Concejo Deliberante, hecho que se ve muy difícil, ya que varias figuras ya expresaron su disconformidad por las intenciones del Intendente. Tal es el caso del bloque emepenista, liderado por la concejal Andrea Ferracioli, quien aseguró que ni siquiera piensan discutir el tema.

Por su parte, la concejala por Libres del Sur, Mercedes Lamarca aseguró que para conseguir su aprobación se deben tratar otras modificaciones ya que “así, solo le interesa a la clase política y no le cambia la vida a la gente”.

Por otro lado, Francisco Baggio (UNE-Neuquén Puede), coincidió en eliminar la renovación por mitades del Concejo, “pero además vemos importante crear la figura del viceintendente y que el defensor del Pueblo sea un cargo electivo, por voto popular”

Hay quienes se animaron a hacer un debate mas profundo sobre el tema. Tal es el caso de Gastón Ungar, precandidato a Concejal por el PJ, quien sostuvo que “es importante que la reforma no se aboque solo a lo electoral, sino que suscite  transformaciones que impacten de manera positiva en la vida de los neuquinos” y apuntó al ejecutivo municipal por no preocuparse por los temas que afectan el día a día de los vecinos, como la emergencia habitacional  y el pésimo servicio de  transporte público.

En cuanto a los puntos que debería incluir la nueva Carta Orgánica, Ungar consideró primordial que el documento contemple “una política activa de saneamiento ambiental y cuidado de los espacios naturales, para dar respuesta al pedido de miles de vecinos en las manifestaciones por el estado de los ríos, por ejemplo”.

El referente peronista también considero necesario que la Carta exprese reformar el art. 141 para excluir definitivamente la concesión monopólica de los servicios públicos.  Además, remarcó la importancia de dotar al Concejo Deliberante de capacidad de veto sobre secretarios y funcionarios que incurran en faltas para con la administración pública o para cualquiera de sus miembros.

La ultima de las propuestas del candidato pejotista fue la democratización de las comisiones vecinales promoviendo la participación ciudadana de manera más transparente y equitativa. Se refirió también al proyecto de ordenanza que presentó hace algunos años en el Concejo Deliberante. El mismo, jerarquizaba las comisiones vecinales, instituía las elecciones simultáneas, la actualización directa de padrones, la incorporación del cupo femenino y de la juventud, así como la organización en secretarías dentro de las vecinales que ordenen el trabajo.

Ungar también criticó la postura de la oposición por ningunear la posibilidad de debate, mostrando no sólo una actitud poco democrática sino imponiendo sus tiempos y prioridades a la política local. “Es necesario promover espacios de debate y participación para que la Reforma sea el resultado de los cambios producidos en la sociedad neuquina y una proyección de una ciudad que crece”, finalizó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *