Sin fecha, sin respuesta

El día martes, el triunvirato integrado por Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer que conduce la Confederación General del Trabajo, no pudo fijar la fecha del paro general que una multitud de entre 200 mil y 500 mil personas, según quien hiciera el cálculo, reclamaba con insistencia.
En mañana del miércoles, el titular de UPCN, Andrés Rodríguez, fue el virtual vocero de los triunviros y, en declaraciones periodísticas, dijo que el gobierno “quiere convocar a un diálogo” en el que se tratarán los despidos y suspensiones, por lo cual, consideró que hay que otorgarle un plazo “de no más de 20 o 25 días” para permitirle “rectificar el rumbo”.
Los manifestantes que colmaron las calles adyacentes al palco, ubicado en la intersección de Diagonal Sur -Julio A. Roca- y Moreno de la ciudad de Buenos Aires, que veían a varias cuadras la Plaza de Mayo y la Casa de Gobierno expresaron su disgusto ante las dilaciones de los dirigentes de la central obrera. Tras entablar un diálogo con los oradores, que no obtuvo la respuesta esperada, un grupo importante de militantes -que la prensa oficial identifica como ligada al kirchnerismo- subió al escenario y coreó consignas adversas a los sindicalistas, que eran escoltados por sus custodios en un intento por dejar el lugar. Lo mismo ocurrió con Pablo Moyano, secretario general del gremio de Camioneros.
Lo cierto es que la movilización, que se convocó con el presunto objetivo de establecer la fecha del paro nacional de actividades en protesta contra las políticas económica y social del gobierno de Mauricio Macri, se quedó en una demostración impresionante de fuerza muda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *