Semana 8: Más deuda, aumentos, despidos y pobres

La maratón prodeuda continúa su marcha firme. Marcos Peña y Alfonso Prat Gay confirmaron en conferencia de prensa que se llegó a un acuerdo con los 50 mil bonistas italianos que no habían ingresado a los dos canjes anteriores. Si bien estos tenedores de bonos no cumplen con las mismas características de los buitres, la decisión de pagar representa una nueva bajada de lienzos frente a personajes que rechazaron dos ofertas previas (2005 y2010). De esta manera, la Argentina acepta el pago de U$S 900 millones de capital más U$S 450 millones por intereses. Todavía no se aclaró de dónde saldrá la menega para el gatillazo pero, como bien dice el dicho, algo sangrará…

Tras el anuncio del aumento en la electricidad, el régimen informó que la misma se pagará en forma mensual y su costo se ajustará cada seis meses a partir de la inflación. De esta manera, se recrudece la suba ya anunciada a través del Régimen Tarifario de Transición. Al mismo tiempo, se especificó que existirá una tarifa social para los jubilados que no cobren un monto equivalente a dos veces el haber mínimo nacional, los trabajadores que perciban un salario menor a dos sueldos mínimos, aquellos beneficiarios de programas sociales y de monotributo social, discapacitados y quienes perciban el seguro de desempleo. Sin embargo, la Alianza neoliberal aclaró que esta tarifa social sólo rige para las regiones de Edenor y Edesur, es decir el beneficio nuevamente recae en forma exlcusiva sobre la CABA y AMBA. Para sumarle picante al asunto, Aranguren confirmó que el gas es la próxima tarifa a ajustar. Arriba las manos, esto es Cambiemos!

En lo que ya se puede calificar como política central del gobierno, durante la última semana casi 700 trabajadores públicos fueron despedidos. En esta rodada cayeron 140 de Fabricaciones Militares, 47 del Banco Central y 480 del ministerio de Cultura. En relación a este último caso, el ministro Avelluto se dio el lujo de declarar que “es una decisión espantosa pero necesaria”, saliendo indemne de semejante barrabasada. Mientras los medios se pavonean con el traste del verano y el presidente sube a las redes sociales fotos de sus pies, el Estado se sigue achicando. Después no diga que no le avisamos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *