Semana 6: Más despidos, más decretos, más represión

La alianza Cambiamos abre camino a un reordenamiento hacia un Estado pequeño, libre de la “grasa” militante, en palabras del flamante Ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay. Endeudamiento, acuerdos con los fondos buitres, deslegitimación hacia los reclamos gremiales, persecución ideológica y criminalización de la protesta social han sido los hechos de la sexta semana de gestión.

Detenciones y censuras

El encarcelamiento de la dirigente social Milagro Sala en Jujuy marcó esta semana un precedente en el modo que se comenzarán a tratar los casos de protesta social. Sala fue detenida por delito de entorpecimiento de la circulación y por “sedición” mientras realizaba un campamento de protesta frente a la gobernación de Jujuy por fondos que se debían a las cooperativas que ella encabeza.

Diversas organizaciones e incluso entes Internacionales que abogan por los Derechos Humanos, han denunciado que los motivos por los que se arresta a la dirigente de la agrupación Tupac Amaru, expresan claramente una intolerancia hacia la protesta social. Es el propio Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien hoy le está abriendo una causa.

Al respecto, el presidente Macri apoyó a Morales y dijo que el tema debe quedar en manos de ”la justicia”. Este argumento, que se encuentra en el “top ten” de los preferidos del mandatario, otorga a la justicia una especie de aura de divinidad, como si las leyes no fueran obra humana y quienes las ejecutan tuviesen una imparcialidad intachable.

Aumento… de desempleados y sueldos en suspenso

Se siguen sumando despidos en diferentes aéreas de organismos públicos. Los municipios se sumaron a estas medidas drásticas y desde la presidencia anuncian mayores posibilidades. Esta semana, más de cien trabajadores en Cámara de Diputados perdieron sus puestos. El canal de deportes público Depor TV dejó a 120 empleados porque el Ministerio de Educación no renovó contrato con las Universidades que lo gestionaban. La empresa SOL, presentó la quiebra ante la no renovación de su contrato con Aerolíneas Argentinas, que le daba el aire para seguir funcionando, lo que dejó a 220 personas en una situación de incertidumbre, ya que no saben si la firma será comprada por otra empresa o no.

Diversos gremios del sector industrial comenzaron a denunciar preocupación por la caída de la venta de materia prima, como es el caso de la UOM, quien se puso en alerta ante la caída de la venta del hierro y de la industria textil. La preocupación radica en que si es el Estado quien despide trabajadores a mansalva, las empresas verían a muy corto plazo la justificación para hacerlo y sin una política estatal fuerte que las obligue a mantener los puestos de trabajo, será muy complejo poder mantener el nivel de empleo.

Mientras los despidos crecen, la inflación también y el poder adquisitivo disminuye. Esta semana que comienza será clave para el sector gremial porque se comenzarán a negociar paritarias que, ya de antemano se encontraron con condicionamientos del tipo “les pedimos a los gremios que prioricen las fuentes de trabajo”.

La seguridad en emergencia

Se decreta la “Emergencia en Seguridad” con el argumento de “superar la situación de peligro colectivo creada por el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico”. Con esta medida, el gobierno puede incrementar el control de los espacios marítimos, aéreos y puestos de frontera de todo el territorio nacional y adquirir los elementos necesarios para su vigilancia y defensa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *