Semana 3: La dependencia entre los poderes se acrecienta

El régimen macrista confirma que promueve el traspaso de las escuchas telefónicas a la Corte Suprema por medio de un DNU. De esta manera, busca quitarle poder a la Procuradora General de la Nación, Gils Carbó, quien era la encargada de manejar el tema tras las reformas encaradas por el gobierno de Cristina. Utilizando su herramienta descollante, Macri impulsa otro decreto nuevamente ilegal ya que la Constitución prohíbe los decretos en materia penal, y fortalece el vínculo perverso entre los agentes de inteligencia y los jueces locales.

Sumado a esto, días más tarde, el máximo tribunal de la Nación rechazó declarar la inconstitucionalidad del decreto que nombraba dos nuevos jueces en esta institución gerontocrática. Al parecer, la relación marcha viento en popa. Probablemente sea gracias a los quehaceres diarios del ministro Garavano, quien durante el día confirmó que el gobierno suspenderá la aplicación del Código Procesal Penal a través de un decreto. Vale recordar que dicho Código fue aprobado en el Congreso durante este año.

En esta línea, el macrismo intentó imponer en el Consejo de la Magistratura a Pablo Tonelli. Esta maniobra tiene por objetivo ocupar el puesto dejado vacante por Wado de Pedro, lugar que le corresponde al FPV. El pretexto es una libre interpretación de miradas políticas por parte del oficialismo, al plantear que todo espacio opositor al kirchnerismo se funde en una primera minoría. Nuevamente, los desvaríos republicanos a la hora del día.

En otra demostración de poder por parte de la corporación judicial, con un claro apoyo al ejecutivo, y rompiendo con la lógica de la división de poderes, el juez Casanello y la Cámara Nacional de Casación dictaminaron el sobreseimiento de Macri en las causas de las escuchas ilegales y por agresiones a indigentes por la UCEP. El presidente recibió ambas novedades en su descanso vacacional. No va a alcanzar el arroz frente a tanto amor.

Luego del fallo de la Corte que obliga al Estado nacional a coparticipar el capital que descontaba para la Anses, el gobierno comenzó con el pago de los fondos. En una estrategia de alianza y acercamiento con gobernadores claves, Macri firmó el giro que beneficia a Córdoba, Santa Fe y San Luis.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *