Se reanudaron las audiencias por la Escuelita IV

Esta semana, tras la feria judicial, se reanudaron las audiencias por el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la zona durante la dictadura cívico-militar, denominados “La Escuelita IV”. Esta primera ronda culminó el miércoles en Tribunal Oral Federal Nº 2 de Neuquén con el retiro del ex comisario Antonio Camarelli de la policía de Río Negro que, contestó a los gritos la acusación de la Asamblea por los Derechos Humanos de Neuquén.

En la jornada anterior, ya los acusados Gustavo Sommer, el exmilitar Jorge Di Pasquale y Camarelli habían realizado comentarios que disgustaron al presidente del tribunal, Alejandro Silva.

Di Pasquale se ofuscó cuando Juan Cruz Goñi, el abogado querellante de la APDH le recordó su participación en asonadas carapintadas contra el gobierno de Raúl Alfonsín, entre otras acusaciones, como su actuación cuando fue jefe de operaciones especiales en el centro clandestino de detención “La Cacha”.

Goñi dijo que “los represores sentados en ese banquillo no son pobres ancianos; son criminales de Estado que han violado las leyes más elementales de la humanidad: secuestraron, torturaron, desaparecieron, asesinaron y hasta violaron hombres y mujeres por ellos considerados sus enemigos. La vejez no les atribuye inocencia”, planteó el abogado al término de su alegato.

Concluyó en que la intención de la querella va más allá de “condenas de 3, 6 ó 7 años para quienes fueron parte de la maquinaria de tortura y de muerte”.

El fiscal Walter Romero pidió penas de 10 a 25 años además de prisión perpetua para los 22 represores, ex efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad de la región por los hechos cometidos en perjuicio de 28 víctimas, de las cuales 14 están desaparecidas.

Al final de su alegato, Romero solicitó prisión perpetua para Luis Alberto Farías Barrera y Oscar Lorenzo Reinhold, y pidió 25 años para Raúl Guglielminetti, Antonio Camarelli, Osvaldo Laurella Crippa, Jorge Di Pasquale, Saturnino Martínez, Jorge Molina Ezcurra, Enrique Olea, Sergio San Martín, Miguel Quiñones, Hilarión de la Pas Sosa, Jorge Alberto Soza y Gustavo Vitón. En tanto, pidió 13 años de prisión para Gerónimo Huircain; 12 años para Emilio Rozar, Enrique Sires, Ramón Saboredo, Miguel Cancrini, Julio Villalobo y Néstor Castelli. Para Gustavo Sommer solicitó una condena de 10 años.

El fiscal también pidió la suspensión de toda jubilación o pensión que perciben actualmente los acusados y la detención de quienes se encuentran en libertad, tal el caso de los imputados Cancrini, Huircain, Martínez, Quiñones, Rozar, Sires, Saboredo, Villalobo, Vitón y Castelli.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *