“Se nota mucho el hambre y la desocupación en los barrios”

Mano a Mano charló con Soledad Urrutia, referente de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) de Neuquén rumbo a la Marcha Mederal por Pan y Trabajo que se estará realizando el día de hoy.

¿Cuáles son los objetivos de ésta marcha federal?

La principal idea es poner en la agenda pública las necesidades de los y las más humildes. Con esta marcha pretendemos presentar e impulsar cinco proyectos de ley. Los mismos serían la emergencia alimentaria, integración urbana, infraestructura social, ley de emergencia en adicciones y la ley de agricultura familiar. Son todas leyes y proyectos que apuntan a velar por los más desprotegidos.

¿Que proponen las leyes y proyectos que llevan en su reclamo?

La ley de emergencia alimentaria propone un relevamiento para que visibilice la enorme cantidad de pibes y pibas mal nutridas que tenemos. Así mismo, busca fortalecer las partidas alimentarias y buscar que cada chico tenga derecho de tener la canasta básica en su casa. Por una cuestión de presupuesto la alimentación es a base de harina ya sea en la casa o en los comedores y merenderos cuando el cuerpo necesita nutrientes para estar saludable.

La integración urbana es básicamente el acceso a la vivienda digna, a la regularización de servicios. Ni siquiera estamos pidiendo que hagan las casas, sino que las releven las que ya existen así la gente puede pedir los servicios.

La infraestructura social es el pedido de trabajo digno. En Neuquén hace más de un mes que venimos con este reclamo. Hemos elevado la propuesta de que el 25% de las obras públicas que se realicen caigan en mano de compañeros de la CTEP y de las cooperativas, hay gente muy capacitada para hacer ese tipo de trabajo.

Hoy en día no existe nada que contenga a los pibes que están en la droga, nada que el llame, que los saque de la calle. La cantidad de chicos y chicas en esta situación tiene mucho que ver con el contexto social, los padres los dejan solos por la necesidad de salir a trabajar porque alguien tiene que llenar la olla. Los pibes, desde muy chicos empiezan a salir a la calle, a drogarse, a tener mala junta. Estamos perdiendo muchos chicos por esta problemática.

Finalmente, la ley de agricultura familiar apunta a garantizar el uso de la tierra. Que la tierra sea de quien la trabaje con la posibilidad de insertar los productos en el mercado y en las ferias populares.

¿Qué expectativas tienen con esta marcha?

Nosotros le vamos a exigir al poder político que estas cinco leyes se aprueben. La intención es manifestar que somos muchísimos los que estamos viviendo esta situación. Además queremos demostrar que, a pesar de diferencias políticas, el pueblo es capaz de unirse y juntarse para pelear contra los más poderosos y ponerles límites. Necesitamos un gobierno popular que piense primero en la gente y después en sus bolsillos.

¿Cuál es la situación actual de los sectores a los que ustedes representan? ¿Que respuestas han obtenido, tanto del Gobierno Provincial, como del Municipio frente a estas problemáticas que están viviendo?

Todas las familias están siendo golpeadas muy duramente. Se nota mucho el hambre y la desocupación en los barrios. Faltando pocos días para el inicio del invierno junto a la CCC, FOL, Polo Obrero y Barrios de Pie venimos hace tiempo tratando de solucionar el tema de la calefacción. Hemos hecho un garrafazo, un frazadazo, la marcha del calendario mostrando a los gobernantes que falta muy poco para los días de frio más intenso y aún no tenemos solución. En una provincia tan rica en gas, la garrafa supera los 400 pesos, no hay centros de canje de bonos cercanos, los camiones garraferos solo van una vez por semana a cada barrio y están apenas 20 minutos por punto que visitan.

Así mismo, también se lidia con el problema de los incendios por malas instalaciones de luz, porque los vecinos están enganchados, ya que no tienen otra opción al son barrios mal regularizados.

Lamentablemente tanto el intendente como el gobernador manejan el mismo pensamiento y no tienen ningún interés en los pobres. La gente está desamparada y abandonada por el Estado. Hemos tenido reuniones con el Gobierno Provincial, pero no tienen poder de resolución por lo que no hemos tenido respuestas a nuestros reclamos. Con respecto al municipio, han hecho oídos sordos y ni nos han recibido.

¿Tenés algún mensaje para las familias neuquinas que sufren esta situación pero que aún no se han animado organizarse?

Les diría  que se sumen, que este es el momento para salir a la calle, de mostrar la realidad de cada uno. La única forma es salir a pelear juntos. Como organizaciones sociales representamos a más de 2500 familias y no es lo mismo que salgan 20 a que salga un grupo numeroso a hacer un reclamo concreto. Cuando luchamos, lo hacemos por toda la población que lo necesita, no solo por nuestros compañeros. Lo hacemos por las más de 12 mil familias en Neuquén que no cuentan con redes de gas. Les diría que se precisa de todos para obtener las respuestas que todos necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *