Salud en terapia

Por Dra. Romina Berazategui

Desde hace muchos años el sistema público de salud transita una crisis cada vez más profunda. En Neuquén, en la década del `70 se instaló un modelo de planificación tradicional, normativa, centralizada, que a partir de consolidar una red de establecimientos ordenados por niveles de complejidad creciente, aplicando conceptos de regionalización, logró importantes resultados sanitarios, como bajar la tasa de mortalidad infantil más del 90%. Durante el neoliberalismo, los burócratas médicos en complicidad con la burocracia sindical, conformaron un red de vaciamiento perversa por medio de un sistema de contraprestaciones pasaron grandes recursos del público al privado.

Este año el flamante sistema cumplió unos falsos 50 años, ya que estos corresponden a los años del partido provincial en el poder y nunca al sistema pionero en Latinoamérica en Atención Primaria de la salud. Demasiada burla a una masa crítica que pretender consagrar unos de los derechos fundamentales, la salud.
Desde hace más de 8 meses se viene llevando adelante una lucha sin tregua, en varios frentes, donde todos los trabajadores de salud se pusieron de acuerdo en que se debe fortalecer el sistema público para contribuir a la estrategia de mejorar la salud del pueblo aportando a la construcción de Justicia social. Esto lleva a que el reclamo empiece por generar importantes mejoras salariales para jerarquizar el recurso humano, con la convicción que este es el pilar fundamental del sistema.

Se comenzó tanto desde la asociación de los trabajadores del estado (ATE) como de sindicato de profesionales salud pública de Neuquén (SIPROSAPUNE) con medidas de fuerza que incluían lapiceras caídas (no realización de recetas y certificados varios), jornadas de debate, radio abierta, retiro laboral anticipado, paro y movilización por las calles de toda la provincia; siempre bajo la consigna 35% al básico. Nunca se escucho una propuesta por parte del Ministro de Salud, Rubén Butigué como tampoco de los funcionarios de la subsecretaría de salud, no hubo en ningún momento voluntad política de resolver el conflicto. Nuestros pacientes y todos los usuarios del sistema, han visto como después de 24 horas sin dormir debíamos salir a las calles a pelear por un salario digno, ya que nunca se dejo de asistir, atender, cuidar, y escuchar a nuestros pacientes.

Posterior al apriete generado por las fuerzas represivas, y su inmediata respuesta por parte del gastado gobierno provincial, los trabajadores del sistema de salud nos vimos ampliamente traicionados en nuestros reclamos. La única respuesta después de casi un año de lucha fue un decreto autoritario de un ministro payaso. Solo monedas a nuestro trabajo extraordinario, a la vorágine que día a día nos consume: las guardias. Las decisiones surgen a partir de considerar solo algunos aspectos. No hay una visión integral, no sólo por considerar a algunos, muy pocos profesionales, sino por centrar la atención en situaciones problemáticas puntuales. Siendo una visión escatomizada y cortoplacista de la realidad del sistema de salud.

Aun obteniendo un porcentaje al básico, aun así dependemos de las guardias. Aun así es el Ministerio de Salud Nacional quien con su visión general puso todos los esfuerzos en consolidar planes federales, donde la piba del paraje Cochico (a 550 km de nuestra capital, llegando a caballo) tiene asegurado cobertura de vacunas, anticonceptivos, asistencia profesional en su embarazo, insulina si es diabética, alimentos si está por debajo del percentil. No es el gobierno provincial quien garantiza la salud de la poblacion, es solo la voluntad de un único medico y un plan nacional.

Por el esfuerzo diario de los médicos en favor de la Salud colectiva y por el compromiso para seguir aportando desde nuestro humilde lugar a la salud de los pueblos es que seguiremos luchando.

One comment

  1. Estimados compañeros, muy buena nota, nos algo trae luz cuando otros medios ocultan el verdadero debate: Salud Pública con fuerte control Estatal o Libertinaje Económico donde se puedan destruir las Mutuales y cualquier servicio Solidario.
    Los compañeros Líderes del Frente para la Victoria deberían ponerse a la cabeza de este debate o como “Dijo el General” con la Cabeza de los Líderes
    Sería muy bueno que desde este espacio comience la Batalla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *