Regalías, divino tesoro

Por Gerardo Burton
geburt@gmail.com

El aumento del precio del gas de 3 a 5 dólares el millón de BTU para la cuenca neuquina que el gobernador Omar Gutiérrez y los negociadores asociados -los sindicalistas de petroleros jerárquicos y de los trabajadores- consiguieron del gobierno de Mauricio Macri hará que las regalías gasíferas aumenten durante 2016 un 65 por ciento aproximadamente. De esta forma, entre abril y diciembre se recaudarán dos mil millones de pesos adicionales por este concepto. Además, los nuevos valores permitirán que las empresas que operan en la zona aumenten en unos 22 mil millones de pesos anuales en su facturación.
De ahí la “felicidad” que caracteriza las declaraciones públicas de Gutiérrez, y el entusiasmo con que apoyó al gobierno de Macri en la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano. Es que, siguiendo la tradición del Movimiento Popular Neuquino, el gobernador sabe que un mal arreglo es preferible a ninguno. Y las provincias, en el nuevo esquema “federal” de Cambiemos, son obligadas a acudir a los despachos de Buenos Aires para arrancarle al ministro Rogelio Frigerio nieto el dinero que necesitan para continuar las obras, compensar las caídas en la coparticipación federal de impuestos y cubrir el déficit producido por la anulación de las retenciones a las exportaciones de granos.
En este esquema, Neuquén tiene un reclamo adicional, que es el mantenimiento del valor del barril de petróleo en el mercado interno, la continuidad de los trabajos en la formación Vaca Muerta y las tareas exploratorias en áreas convencionales. En estos tres últimos aspectos, es vital el papel de YPF, rediseñada bajo la tutela del ex-Shell Juan José Aranguren y desde abril presidida por un ex-Telefónica, Miguel Gutiérrez.
Gutiérrez supone que el aumento del gas se traduzca en más inversiones en el campo, algo central para evitar la caída de la actividad. La contrapartida antipática de esta suba, que se formalizará en abril, es que también aumentarán las tarifas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *