Reforma Previsional Antipopular

Con 128 a favor, 116 en contra, 2 abstenciones y 10 ausentes se aprobó a las siete de la mañana del día de hoy la Reforma Previsional Antipopular. Desde el mediodía, miles de personas comenzaron a concentrarse en el centro de la ciudad de Buenos Aires, colmando la Plaza de los Congresos. Las movilizaciones re replicaron en todo el país.

Luego de cuatro horas de iniciada la sesión y tras varios pedidos de levantarla, los diputados nacionales comenzaron a debatir, con argumentos a favor y en contra de la reforma previsional. Argumentos que la mayoría de las veces se disfrazaron de chicanas, pases de factura y golpes bajos. Aunque era sabido que el Ejecutivo Nacional contaba con los votos que los gobernadores de casi todas las provincias le prometieron. Horas antes de la sesión parlamentaria, el gobierno nacional difundió una fotografía que sería la antesala de la votación de espaldas al pueblo.

Lo cierto es que con la aprobación de la reforma, que ya tenía media sanción del Senado, un jubilado que cobra hoy la mínima de $7246 pasará a cobrar el próximo año $7659, es decir sólo $413 de aumento. Este recorte afecta además a los beneficiaros de la Asignación Universal por Hijo (AUH), las personas pensionadas y los trabajadores en relación de dependencia que perciben asignaciones familiares de la ANSES. Se calcula que la medida afectará a más de 17 millones de personas.

El Gobierno Nacional tuvo que reconocer la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados y es por eso que prometió crear un decreto que otorgue excepcionalmente un bono compensatorio en Marzo del 2019. Es decir, se llevó a cabo la votación de una ley que el ejecutivo ya tiene pensado modificar mediante un decreto de necesidad y urgencia.

Tal vez por eso, porque el común de la población comprendió que la reforma se trataba de una estafa a los más vulnerables, es que afuera más de 500 mil personas coparon la Plaza de los Congresos y calles aledañas. Eran movimientos sociales, gremios privados y estatales, centrales obreras que llamaron al paro general, partidos políticos, estudiantes, jubilados, familias enteras con consignas como No es Reforma, es Saqueo – Con los jubilados y los niños, NO – entre otras.

La respuesta represiva por parte del Gobierno Nacional y de la ciudad de Buenos Aires no se hizo esperar. El montado teatro antidisturbios comenzó con la policía de la Ciudad “desarmada” desbordada por la cantidad de manifestantes. Muy a pesar de que cientos de miles de personas marchaban organizada y pacíficamente, todos los medios de comunicación hegemónica desde TN hasta C5N mostraron e hicieron hincapié en un grupo muy minoritario de violentos.

La escalada de violencia estatal continúo con la llegada de los refuerzos de la policía federal y se completó con la Gendarmería Nacional. La imagen que más aterrorizaba fue la de la infantería motorizada que patrullaba las calles, principalmente la avenida 9 de Julio, disparando contra manifestantes a lo largo de toda la avenida y la zona del microcentro porteño. Tirándoles gas en la cara a los jubilados y atropellando con sus motos a manifestantes que corrían. La cacería, igual que la semana pasada, dejó un saldo de más de 80 detenidos, entre ellos muchos periodistas de medios alternativos y referentes gremiales y sociales. También muchos manifestantes de a pie que como cualquier ciudadano en un Estado de Derecho tiene el derecho de manifestarse.

Gentileza

En horas de la noche, las movilizaciones, ahora espontaneas se multiplicaron en la Ciudad de Buenos, en el Conurbano y en diferentes localidades de las provincias argentinas. A pesar del blindaje mediático, el pueblo tomó las calles cuasi simbólicamente cuando el reloj marcada la llegada del 19 de Diciembre. Algunos marcharon a la Plaza de los Congresos que aun se encontraba militarizada. En el día de hoy, las convocatorias continúan y será probablemente una parte de la historia que está condenada a repertirse.

 

Por Gimena González Eastoe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *