Referéndum en Cataluña: votos vs botas

¿Qué es la democracia? Si nos basamos en la etimología de la palabra podemos decir que proviene del griego y significa algo así como el “gobierno del pueblo”, claro, en donde lo que hoy entendemos como pueblo tampoco se acerca a la concepción actual. A lo largo del tiempo los significados de Democracia han ido mutando de acuerdo con los cambios políticos y sociales de distintas épocas, hasta que llegamos a la actualidad donde se remarca el desfasaje entre su concepción original y lo que acontece actualmente, en relación con las decisiones de la clase política y el pueblo. Dada a esta complejidad que conlleva el termino, “Democracia”, me parece indispensable definirla al menos en forma general, como un proyecto de representación y gobierno en permanente construcción de acuerdo con los intereses de los pueblos.

Si bien, hubo muchos que veían solo motivaciones económicas sobre todo después de la crisis del 2009 y el inequitativo reparto coparticipativo que hace que a pesar de ser la región que más aporta al PBI (un 20% del total) le terminara correspondiendo mucho menos. Lo ocurrido en Cataluña es mucho más que eso. Es una interpelación al sistema democrático vigente en el Reino de España, pero también, la determinación de un pueblo, que históricamente, culturalmente, políticamente e idiosincráticamente no se siente parte de ese Estado plurinacional, y que demostró y demuestra con la masividad de gente que han salido a la calle sobre todo durante estos últimos 7 años, que esta decidido a construir su propio futuro. Un futuro independiente.

Resultado de imagen para referendum cataluña 2017

El gobierno autonómico (la Generalitat) liderado por Carles Puigdemont ya declaro que, ante los resultados contundentes de este referéndum, iniciará en las próximas horas la declaración de independencia. Según sus propios números, el 90% del padrón decidió que Cataluña sea un Estado Independiente en forma de Republica, mientras que casi un 8% decidió lo contrario.

La convulsión política que se vive no es ajena a un emblema de Cataluña, el Barcelona FC quien a pesar de respaldar el referéndum en un comunicado oficial e incluso contar con jugadores fervientes defensores de la causa independentista como Gerard Pique, tras la decisión del presidente Josep María Bartomeu de jugar el partido a puertas cerradas en el Camp Nou con Las Palmas y no suspenderlo bajo las presiones de la LFP de descontarle 9 puntos, y tras la renuncia de dos altos directivos de la institución, ya se está hablando de su posible salida del cargo.

Como era de esperarse la reacción de Madrid fue la de impedir de todas las maneras posibles que se celebre la consulta independentista, primero encarcelando a varios de sus líderes y luego declarándola como ilegal dentro del Estado de Derecho que rige la España actual. No es menos cierto también que la cuestión de la legalidad es una cuestión de poder y del monopolio de la fuerza. Así entendida, la represión vertida en los centros de votación sacando las urnas y a la gente que se resistía adentro con total salvajismo por parte de la Guardia Nacional y la Policía Nacional, ante la mirada lejana de los Mossos d´Esquadra (la policía autonómica de Catalana) que en determinados casos llegaron a enfrentarse con las fuerzas enviadas por el Gobierno español, fue quizá un detonador contraproducente para la estrategia de Madrid, puesto que muchos indecisos se terminaron volcando por el “SÍ”, ante la muestra de sometimiento que dejó más de 900 heridos tras la represión.

 

Ahora, sin temor a equívocos en el análisis de la coyuntura, las declaraciones de Mariano Rajoy felicitando el accionar de las fuerzas de seguridad por impedir la votación, fue el inicio de una Cataluña independiente. Si. Es más, Cataluña, hay que decirlo con todas las letras, ya es independiente. Se podrá retrasar el proceso, pero no detener. No hay vuelta atrás. La democracia de los votos y el pueblo, han demostrado ser más fuerte que la de las botas y el autoritarismo.

Por Valentín Steimbreger

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *