¿Qué está pasando con el cine?

A partir del programa de televisión “Animales Sueltos” emitido la semana pasada por el canal América, que contaba con la conducción de Alejandro Fantino y como invitado Eduardo Feinmann, circulan muchas teorías, hipótesis y dudas al respecto de lo que sucede realmente en torno al funcionamiento del INCAA, sus autoridades y la supuesta “corrupción”de la que se habló en el show.

Para empezar a entender un poco más sobre el tema sería pertinente explicar cómo funciona el cine en Argentina. El INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) no le quita sus recursos a los jubilados, ni a salud, ni a la obra pública y no somos nosotros los que pagamos un impuesto al cine, sino que se trata de un ente autárquico, es decir, que la plata que recauda el mismo viene de impuestos cobrados a las cadenas televisivas o radiales, a los  cines y a un porcentaje del 10% de cada entrada vendida. La plata del cine, de esta manera, sale del cine y vuelve al mismo. De esta forma, se protege y se financia el cine nacional, los festivales, se subsidian proyectos, se sustenta la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), con sus distintas sedes, se paga a los, por ahora, 700 empleados del instituto, etc.

Por otro lado, Alejandro Cacetta, el ahora ex director del INCAA tuvo que dejar su cargo luego de que se acuse a su gestión de corrupción, se iniciara una investigación y el Ministro de Cultura Pablo Avelluto formalmente le pidiera su renuncia.  Cacetta inició su gestión como director del instituto en enero del 2016 luego de haber sido designado como tal en un consenso general entre la Industria y las autoridades, es decir que no ocupó ese lugar designado desde ninguna planta política. Las manifestaciones de distintos personajes reconocidos como Juan José Campanella y Adrián Suar dejan entrever la sorpresa que fue para los allegados o vinculados al audiovisual, sobre todo luego de ver cómo Cacetta desempeñó sus funciones durante todo el año, sin siquiera entrar a detallar su gran trayectoria de 20 años dentro de Pol-ka, Pataonik, etc.

Actores y directores protestan frente al INCAA por la salida de Cacetta

Detrás de escena.

Esta cortina mediática no solo sirve para distraer, sino que también cubre los verdaderos intereses que hay detrás de todo esto, al quitar los impuestos, las grandes empresas de medio dejaran de pagarlo. Lo que perjudicará a la producción de cultura nacional. No sólo al cine, sino también al teatro y a la música. Recordemos que un gran porcentaje de lo recaudado por medio de esos impuestos son los recursos que utiliza el INCAA para subsidiar proyectos, realizar festivales, implementar espacios, etc

No es sorpresa como los medios manipulan información, tampoco es sorpresa las persecuciones políticas, que vale aclarar que nos recuerda a las épocas mas oscuras de nuestro país. El desmantelamiento del INCAA, no es un caso aislado a lo que vine sucediendo social y políticamente, no es solo un ataque a la industria del cine, va mas allá, el cine también es parte de nuestra cultura y educación.

 

Video grabado por actores de renombre en defensa del cine nacional

Por alumnas de cinematografía y nuevos medios del instituto universitario Patagónico de las Artes (IUPA)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *