El primer año de Trump

Este sábado se cumplió el primer año de Donald Trump en la Casa Blanca y haciendo un repaso de su gestión podemos encontrar los siguientes hitos.

En el plano interno, en su primer día en el cargo, firmó una orden ejecutiva dirigida a todas las agencias federales para minimizar las “cargas económicas y regulatorias injustificadas” de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible o más conocido como Obama Care que buscaba garantizar un seguro de salud para aquellos mayores no cubiertos por un plan de salud.Sin embargo, a pesar de intentarlo durante meses, el Senado no pudo hacer aprobar ninguna de las versiones para una ley de derogación. El 25 de enero,ordena al Departamento de Seguridad Nacional que utilice los fondos existentes para comenzar la construcción de un muro en la frontera con México y así poner fin a la inmigración ilegal. Sin embargo, el muro todavía no ha empezado a construirse debido a que no hay fondos destinados en ese proyecto. El 27 de enero pone en marcha un veto inmigratorio que busca restringir la entrada indefinida de refugiados de la Guerra Civil Siria en los Estados Unidos y prohíbe la entrada de todos los ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Libia, Somalía, Sudán y Yemen al país por 90 días.En septiembre, Corea del Norte, Venezuela y Chad recibieron el veto mientras otros países como Irak y Sudán fueron retirados del veto y comenzaron litigios en los tribunales acerca de la aplicación de los decretos. En mayo estalla el Russia Gate, el escándalo de espionaje y hackeo a cuentas de mail de referentes demócratas (incluso la propia Hillary Clinton) en plena campaña electoral de 2016 con el supuesto apoyo ruso que le costará varias idas y venidas en el gabinete. El 4 de diciembre de 2017, la Corte Suprema habilitó la entrada en vigor de la tercera versión del veto inmigratorio.

En el plano externo, Trump retira a los Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico y del Acuerdo de París contra el Cambio Climático alegando que el mismo es un invento y que el acuerdo en si y que insta al país a reducir las emisiones entre un 26% y 28%, perjudica a la economía del país. También, dentro de este marco esta la intención de Estados Unidos de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuestión que ha provocado un agravamiento en las relaciones (sobre todo) con México. Ya con la construcción del monstruo norcoreano-iraní en curso,el 7 de abril por orden directa del presidente, en respuesta de un supuesto ataque químico de las tropas del presidente sirio,Bashar Al-Asad, la Armada realizó el bombardeo sobre Shayrat para destruir una base de la Fuerza Aérea Siria. El ataque se realizó sin consultar al Congreso de Estados Unidos ni al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en lo que fue la primera intervención norteamericana en una guerra, que al parecer parece inclinarse para el lado de Rusia.También tuvimos, el supuesto ataque sónico en octubre a la embajada de este país en Cuba y que al parecer han paralizado la era de deshielo entre ambos países iniciada por Obama. Uno de los últimos hechos que han marcado la agenda internacional de Trump, promesa de campaña mediante y pese al rechazo de la mayoría de los líderes mundiales, fue lo acontecido el 6 de diciembre pasado con el reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel ordenando el inmediato proceso de traslado de su embajada actualmente en Tel Aviv a esa ciudad.

Como podemos ver, lo que tenemos en este primer año es un afianzamiento del ininterrumpido pacto sionista-estadounidense, con dosis de intervencionismo en el extranjero creando chivos expiatorios nuevos y de la mejor calidad,con miradas de recelos a algunas organizaciones supranacionales, pero a su vez en el plano interno, nos encontramos con la  antinmigración como bandera, una resistencia a sus políticas internas desde el Congreso de mayoría demócrata, y unas no despreciables pujas dentro del partido que lo llevo al poder, y sobre todo, después del Russia Gate.

Con una popularidad en claro descenso que ronda el 40% según los últimos sondeos, aún faltan 3 años más con mucho por ver.

Por Valentin Steimbreger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.