PRIMARIAS 2015

Por: Pablo Kestelboim
EL sábado 20 de junio se decidieron los nombres y los lugares de los candidatos a competir en las P.A.S.O.- primarias abiertas, simultáneas y obligatorias- de agosto para definir la elección definitiva en octubre.
Los espacios políticos definieron los hombres y mujeres, los frentes y alianzas que disputarán los cargos públicos que el pueblo elegirá para conducir los destinos del país. El Poder Ejecutivo, Gobernadores y Congreso de la Nación en una elección bisagra para la historia Argentina.

El Gobierno:
La fórmula presidencial del oficialismo tiene en Daniel Scioli-Carlos Zannini sus candidatos. Cristina Fernández y el FPV pusieron su confianza en la experiencia del gobernador de Buenos Aires, jugaron a ganador: decisión que tiene que ver con su posición en el cargo ejecutivo más importante de los distritos provinciales, por el lugar favorable del bonaerense en todas las encuestas y por contar con un armado político nacional consolidado. El otro precandidato a la casa rosada, Florencio Randazzo, se despidió de la carrera presidencial.
Zannini. Actual secretario legal y técnico de la presidencia y hombre del riñón de Néstor y Cristina, junto a ellos desde la década de 1980 cuando se lanzaron a conquistar el poder en Río Gallegos. Un dirigente que responde directamente a la presidenta y da forma a una candidatura presidencial que sintetiza el heterogéneo espacio que constituye el Frente Para la Victoria.
La reafirmación del Estado y la Política como herramienta transformadora de la sociedad es la gran apuesta de los sucesores de Cristina.
La Oposición:

Liberales: Cambiemos y UNA
El principal tándem opositor a la presidencia es Maurcio Macri-Gabriela Michetti del PRO, partido porteño y máximo representante del liberalismo conservador criollo. Esta dupla va a competir dentro de la interna del frente político Cambiemos. Sus rivales son el radical ultra ortodoxo Ernesto Sanz y Elisa Carrio, simples partenaires de Macri. El plan de este espacio político para Argentina es claro: que el mercado económico y los sectores más concentrados del poder vuelvan a gobernar el país.
Sergio Massa (si supera en la interna de las PASO a su rival José De La Sota dentro del frente UNA) es el tercero en discordia. Triunfante en las legislativas del 2013, fué perdiendo peso político y aliados. La UCR primero y los intendentes de Buenos Aires después, lo dejaron en una situación incómoda. Presionado por el círculo rojo (el poder de las Corporaciones) para bajarse y ser el candidato en la Provincia de Buenos Aires, aguanto la parada y es candidato al ejecutivo nacional. Su discurso lo posiciona en un lugar intermedio entre Scioli y Macri, aspira a mantener los aciertos del actual gobierno y corregir sus errores. Cuando detrás de este discurso edulcorado es un seguro representante de los intereses de la Embajada Norteamericana.

El progresismo (lo que quedó)
El espacio progresista desdibujado ideológicamente y desarmado por sus continuas idas y venidas al tratar de diferenciarse del partido gobernante, llegó a la instancia de las primarias como pudo. Su candidata es Margarita Stolbizer, que cuenta con el apoyo de un sector del radicalismo, Libres del Sur y el Partido Socialista. No va a pasar de ser una candidatura testimonial, marcada por la segura polarización que se va a dar en entre Scioli y Macri.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *