Plebiscitando la Gestión

Con este título, el intendente de la Ciudad de Neuquén -Horacio “Pechi” Quiroga- hizo uso de sus facultades y adelantó las elecciones municipales al 30 de junio, en las que se renovarán nueve miembros del Concejo Deliberante.

Pero ¿qué nos queda, a modo de balance, de estos años transcurridos de Quiroga como jefe capitalino? La reciente disputa con el gobierno provincial por el agua, parece ser la madre de todas las batallas. Por un lado, Jorge Sapag lo acusa de no querer hacerse cargo de nada más que de la luz y el barrido de las calles. Por el otro, el intendente parece jugar al desentendido y sigue poniendo el problema en otro lugar.

El municipio de la ciudad cuenta con ingresos per cápita extraordinarios y, a diferencia de otros municipios del país, no maneja ni la salud ni la educación; dos ejes fundamentales para el desarrollo integral de cualquier vecino.

El derrumbe de la Cooperativa Obrera, deja al descubierto que este municipio controla algunos asuntos y se desentiende ágilmente de otros. El conforme de obra, tan utilizado por profesionales del rubro de la construcción, más la falta de inspección, hicieron de un paseo de compras de muchos vecinos del oeste, una pesadilla.

Las recientes lluvias, y el desborde de las napas en el sur de la ciudad han enturbiado, al parecer, las aguas de lo que parecía hasta ayer una ciudad modelo. La “Venecia Neuquina” nos deleita con cada chaparrón que llega a esta árida zona

El boleto universitario, paradójicamente, deja afuera a la gran mayoría de los estudiantes, ya que sólo alcanza a quienes perciben becas del municipio o de la Nación; un trasbordo poco inteligente para los tiempos informáticos en los que vivimos y una falta de interés por la inclusión.

La lógica misma de la recaudación impositiva demuestra que sólo se busca acrecentar las arcas de un Estado municipal que no produce, y que ha desvirtuado por completo el espíritu de la multa como ejemplificadora de conductas, para convertirse en un vil negocio que sólo enfrenta a unos vecinos contra otros.

A dos años de iniciada la gestión, la fotografía panorámica nos muestra mucha luz en las cinco manzanas a la redonda del Palacio Municipal y mucha oscuridad en los temas centrales que preocupan a la comunidad. Se evidencia una gran recaudación y un reparto desigual en las obras que son de vital importancia, priorizando el centro de la ciudad y dejando los barrios desprovistos de mejoras sumamente necesarias como cloacas y asfalto, espacios verdes, culturales y de recreación, entre tantos otros.

Tenemos un municipio joven, con un desafío mayúsculo: desarrollarse y ser parte de una estrategia que encause los problemas e invite a los vecinos a ser parte de una sociedad más justa.

2 comments

  1. buenísimo el artículo, me parece que el tema Anfiteatro merece una mención, ya que eso y la política exclusión con la que funciona el boleto universitario hblan a las claras de un abandono sobre los espacios artísticos-culturales que pueden llegar a ocupar los vecinos de cualquier edad.

  2. Claramente… en anfiteatro y la imposibilidad de acceder a los eventos “culturales”; la falta de espacios alternativos en los que el estado este presente. Pero además el abandono de los espacios de esparcimiento en los barrios, desde las plazas (bloques de cemento) hasta los clubes, canchitas, patinodromos, etc.
    Existe sin lugar a dudas un enorme desentendimiento por parte de los estados local y provincial para con las problematicas de los vecinos. Peeeero, esta en neustras manos poder generar la alternativa de cambio!
    Buen Articulo!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *