Petroleros hacia la flexibilización

Sin estridencias, los mecanismos para aplicar la productividad en el sector petrolero avanzaron esta semana. En efecto, los sindicatos que agrupan a los trabajadores, las empresas y el ministerio de Trabajo de la Nación acordaron un esquema de jubilaciones -en Neuquén será un millar, aproximadamente-, rotación de personal, trabajo nocturno y reducción de las cuadrillas para mejorar los saldos de rentabilidad.

Pese a los avances logrados en la negociación paritaria, quedaron dos temas sin consenso: la duración de la jornada de trabajo y las horas extras. Es que sobre el gremio petrolero todavía está fresca la jornada de doce horas sin pago de extraordinarias que cumplían en la década de 1990.

Además, quedó para definir en las próximas conversaciones el denominado “redimensionamiento” de la actividad, que apunta directamente a los puestos de trabajo.

En rigor, las jubilaciones anticipadas alcanzarán a unos mil trabajadores en la cuenca neuquina, y será para quienes tengan los aportes previsionales en regla. Las compañías pagarán 13 salarios como compensación a cada trabajador.

Además, se aceptó el trabajo nocturno con condiciones de seguridad según el convenio colectivo; hubo acuerdo por las rotaciones y se convino en iniciar los trabajos aun cuando la cuadrilla no esté completa. También se discutió sobre las operaciones con vientos fuertes; el ausentismo y otros temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *