Pequeño Mauricio Ilustrado

A mí lo que más me gusta es tocar el timbre. Y no podía salir un día de semana: mucho trabajo. Además estaba lo del sinceramiento gradual de las tarifas. A algunos no les gustaba. Por eso salí con Mariú a jugar al ring raje y de paso le compré a Antonia su regalo del día del niño porque Juliana se había olvidado con tanto trabajo informal que tiene contratado.

 

ESTADO: hablando de piedras, es la piedra más grande en el camino de uno. Bueno, de uno que quiera hacer negocios, pagar sueldos bajos, exportar y llevarse todos los dólares. Para eso sí es una piedra enorme el Estado.

 

FRUTA: rompimos el cerco de la fruta. Por eso traemos de Chile, Ecuador, Brasil, Europa. Eso es integrarse al mundo y de paso, llenamos las góndolas de supermercados y las verdulerías de todo el país. Pobreza cero.

 

PALOS: elementos de madera que algunos dirigentes quieren poner en la rueda del gobierno y los trabajadores en la rueda de las empresas.

 

PIEDRAS: objetos voladores que nadie vio pero que necesitamos que cayeran sobre el auto en el que yo viajaba en Mar del Plata. Al final, no hubo ninguna, dijo el jefe de policía de Buenos Aires. Qué mentiroso. Si todo el periodismo dijo que hubo piedras. Piedras sin llover.

 

SUPERMERCADO del mundo: ya empezamos. Tal como lo prometí, ahora tenemos un supermercado a cielo abierto en Plaza de Mayo, con los fruticultores que regalan generosamente una manzana y una pera a cada uno de los que hacen cola. Ese camino conduce a la pobreza cero. Vamos bien así.

 

Por Clarquén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.