Película de la semana: Mi mejor enemigo

Mi mejor enemigo es una coproducción chilena-argentino-española, dirigida por Alex Bowen que se estrenó en el año 2005.

La película cuenta la historia de un grupo de soldados chilenos, formado en su mayoría por conscriptos, que en el año 1978, son enviados al sur a revisar y delimitar la frontera con Argentina ante un inminente choque bélico entre ambas naciones en disputa por las islas Picton, Lennox y Nueva, que se encuentran en el Canal de Beagle. La patrulla rompe accidentalmente su brújula, perdiéndose en la inmensidad de La Pampa. Sin saber en qué país se encuentran exactamente, los soldados cavan sus trincheras y aguardan instrucciones en una aburrida espera que se verá afectada una mañana cuando se den cuenta que durante la noche anterior, una patrulla argentina en similar misión ha acampado a pocos metros y justo en frente suyo.

La misma cercanía física que pone a ambos grupos en la tensa situación en la que un solo balazo podría desatar la guerra, los llevará a achicar cada vez más la distancia cultural y los prejuicios acarreados históricamente y enfatizados en tiempos de dictaduras militares, tanto en Chile como en Argentina.

La rica variedad de personajes muy bien interpretados también es algo para destacar de esta película. Desde los jóvenes conscriptos que están en el ejército por obligación, pasando por el experimentado líder de patrulla que actúa de oficio hasta el patriota fanático, sediento de honor y reconocimiento, que expresa odio a todo lo que no sea de su país.

Si bien el tono de la película es algo naif, cargada de estereotipos respecto a la idiosincrasia de ambas naciones, es indiscutible que se trata de un hecho intencional para resaltar el mensaje que acarrea. En ese sentido, podría decirse que es algo parecida a “La Vida Es Bella” de Roberto Benigni en la que se entremezclan situaciones cómicas y casi ridículas con el drama intenso de la temática.

Si hay algo que puede criticarse duramente de la producción es hacer poca o nula referencia al contexto en el que se lleva a cabo (gobiernos dictatoriales en Argentina y Chile). Aun así, “Mi Mejor Enemigo” es un hermoso relato anti bélico que lleva un mensaje de unidad y deja en evidencia la irracionalidad del odio entre pueblos que nacieron para ser hermanos. Hoy en día que la Patria Grande es cada vez mas chica y nuestro país se encuentra cada vez más alejado de América Latina y mirando más y más al Norte, es un film recomendable para recordar que la fraternidad entre latinos, además de una necesidad para combatir el imperialismo, es una obligación y debería presentarse en nuestras mentes como algo natural.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *