Otra vez sopa

Según Axel Kicillof, el gobierno nacional avanza “a la reprivatización” de la petrolera. Señaló que la progresiva convergencia del precio del petróleo hacia su valor internacional y la retirada del Estado del mercado hidrocarburífero generaron el primer balance negativo de YPF desde 1997.

Gerardo Burton

geburt@gmail.com

Por primera vez en casi veinte años, YPF tuvo, en 2016, un balance negativo: las pérdidas llegaron a 28.400 millones de pesos debido al deterioro de sus activos, que cayeron 36.200 millones de pesos y no lograron ser revertidos por el crecimiento de sus ingresos.

Este informe, ofrecido por los directivos de la petrolera en marzo pasado ante la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, indica que el gobierno nacional “avanza a la reprivatización” de la petrolera, según denunció el diputado por el Frente para la Victoria Axel Kicillof. El ex ministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner, uno de los impulsores de la recuperación de YPF por parte del Estado nacional sostuvo que el objetivo de la política hidrocarburífera del gobierno de Cambiemos es “ir convergiendo el precio del petróleo hacia el valor que tiene en el mercado internacional”, con lo cual se marcha “directa o indirectamente” a la reprivatización de YPF.

Recordó que quienes ahora son funcionarios “votaron en contra de la estatización de YPF” porque no tienen la visión de una petrolera estatal. “Tiene una visión concentrada en el puerto, los bancos, los sojeros y olvidada de la realidad y los más postergados”. En Rincón de los Sauces, en Neuquén, y Comodoro Rivadavia, en Chubut, se produjeron protestas y bloqueos de rutas debido a la caída de puestos de trabajo en empresas de servicios contratadas por YPF. Inclusive, el intendente rinconense Marcelo Rucci, que pertenece a la conducción del sindicato petrolero neuquino, encabezó el reclamo de los trabjadores en contradicción con la línea política fijada por el titular del gremio, el senador nacional Guillermo Pereyra.

Durante el año pasado, los precios de los principales productos que la compañía comercializa en dólares mostraron resultados negativos: el precio del crudo local cayó un 12,8 por ciento; el precio de las naftas, un 16,3 por ciento, y el gasoil, un 18 por ciento.

Este desempeño de los precios, indica, de acuerdo con Kicillof, que la política oficial para el sector hidrocarburífero es la misma “que en la década del ’90”, que administraba el petróleo de acuerdo con el valor de la divisa estadounidense en una política monetaria dolarizada. También, añadió, “se ha perdido” la aplicación de incentivos para que las petroleras recuperen los valores de producción. “Ahora lo que buscan es importar o exportar el recurso y flexibilizar, pagando salarios muchos más bajos”, criticó.

En declaraciones radiales reproducidas por Página/12 en su edición del viernes de esta semana, el legislador dijo que “como la soberanía hidrocarburífera le interesa tanto como el Fútbol para Todos, creo que se marcha directa o indirectamente hacia la reprivatización de YPF”.

Recordó que el último balance de YPF fue “el primero que dio negativo después de décadas”, lo cual da muestra de que se “está vaciando y desfinanciando” la petrolera nacional. Además, dijo, el objetivo del gobierno del presidente Mauricio Macri es “no hacer ninguna intervención en materia de precios para sostener la actividad”, así como tampoco “no controlar la inversión ni a las empresas”.

“Todo va a contramano de la soberanía hidrocarburífera”, añadió, y consideró que en 2014, durante la caída internacional del precio del petróleo, Estados Unidos frenó la inversión en ese sector mientras que en la Argentina “se avanzó hacia la soberanía energética”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *