Olvídalo y volverá por más

Aerolíneas tiene recortes “re-programados”

La presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isela Costantini, está preparando un plan de ajuste en la compañía aérea de bandera. El mismo busca reducir el aporte estatal, llevándolo de los U$S 1000 millones anuales a U$S 350 millones. Para lograrlo, se recortarán rutas nacionales (se eliminó el tramo a Río Gallegos del llamado Corredor Petrolero) e internacionales (por el momento, Barcelona, Brasilia, Nueva York y Roma) y se practicarán programas de retiro voluntario con el objetivo de que al menos 300 empleados se queden sin trabajo. A su vez, un sector del gobierno, liderado por Gustavo Lopetegui, jefe del gabinete económico, propone la venta de Austral, empresa perteneciente a Aerolíneas y que realiza los vuelos de cabotaje. Dos pastillitas para tanto cinturón apretado. La primera, Isela Costantini es brasileña por lo que no cumple con los requisitos para dirigir la compañía aérea nacional, aunque está en trámite su cambio de ciudadanía. También se tomó vacaciones al mes de haber asumido, al mismo tiempo que afirmaba que la empresa tenía un déficit insostenible y que iba a ser necesario recortar. Segunda, Gustavo Lopetegui fue, hasta hace tres meses, presidente de LAN Argentina, principal competidora de Aerolíneas en nuestro país y en la región. Tan bonitos ellos…

211882

 

 

 

 

 

 

Con la tierra al cuello

El acceso a la tierra en nuestro país es, desde siempre, un reclamo de gran parte de la sociedad. La concentración en pocas manos es la característica principal de un recurso natural clave para la soberanía y la seguridad alimentarias. La Argentina agroexportadora es manejada por cuatro mil familias que disponen del 30% de las tierras rurales. A su vez, del total el 6% está en manos de extranjeros, pero el 77% de estas corresponde a aproximadamente 250 titulares, demostrando una gran concentración. Esta información se desprende del Informe del Registro Nacional de Tierras Rurales presentado en el año 2013. Dicho registro fue consecuencia directa de la sanción de la Ley de Tierras del 2011, la cual establece el 15% como límite a toda titularidad de dominio o posesión de tierras rurales en el territorio nacional, provincial, y departamental o municipal. Gracias a esta norma, los titulares extranjeros no pueden adquirir más de 1000 hectáreas cada uno, a la vez que una misma nacionalidad no puede superar el 30% de la propiedad.

Sin embargo, y en una muestra más de amor por nuestra patria, Mauricio Macri dio la orden de modificar la ley, ampliando los límites (se habla de un 30%) o, en caso de no reunir los apoyos necesarios, derogarla por completo. De esta manera, teniendo la Argentina una de las reservas acuíferas más grandes del planeta, extensos ríos y llanuras propicias para cultivos con rinde superior, enormes cantidades de recursos minerales y de explotación no convencional hidrocarburífera, la eliminación de una ley tan importante como esta pondrá en severo peligro nuestra soberanía nacional. Como dijo la compañera Evita, “más abominable aún que los imperialistas son los hombres de las oligarquías nacionales que se entregan vendiendo y a veces regalando por monedas o por sonrisas la felicidad de sus pueblos”. Así que Mauricio no te hagas el sota que te tenemos junado, y aunque quieras regalar lo que es del pueblo, “nuestra patria dejará de ser colonia, o la bandera flameará sobre sus ruinas”.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *