Mucha Plata y Pocas Ideas

Por Ailin Gamoneda

Las elecciones del pasado 30 de junio para concejales de la ciudad de Neuquén dejaron mucha tela para cortar.

El primer lugar lo obtuvo el MPN metiendo tres (3) concejales. El segundo lugar fue para los candidatos de Quiroga los cuales iban representados en tres boletas diferentes y ganaron tres bancas. El tercer lugar fue para Libres del Sur quienes lograron a último momento obtener dos bancas. Por último UNE, quienes lograron renovar la banca de Mariano Mansilla.

A modo de análisis podemos observar que lo que primó en estas elecciones fue la enorme cantidad de recursos que los partidos ganadores pusieron a disposición para esta campaña: afiches por toda la ciudad colocados por empresas, pauta publicitaria en la televisión y en la radio, carpas instaladas por todo el centro, carros que circularon por la vía pública, etc.

Los candidatos del MPN y NCN fueron los más perjudicados en esta elección teniendo en cuenta que son gobierno y que disponen de los recursos del Estado tanto provincial como municipal respectivamente. Sus campañas, las cuales fueron encabezadas por los máximos líderes de ambas fuerzas (Jorge Sapag y Pechi Quiroga) fueron planteadas por ambos como una forma de plebiscitar sus gestiones. Los resultados mostraron una baja en el caudal de votos de ambas fuerzas sumado al descontento que expresaron los vecinos en varios barrios en los que se hicieron presentes para hacer campaña. Parece que el adelantamiento de la inauguración de varias obras que aún no estaban terminadas no bastó para rendir cuentas de lo que tendrían que haber hecho pero que no hicieron durante estos años de gestión.

Un actor no menos importante que quedó afuera a último momento fue el Frente Para la Victoria encabezado por Fabián Ungar, un hombre con mucha militancia pero con poca exposición mediática, el cual logró hacer una buena elección tomando en cuenta la falta de apoyo que recibió por parte de ciertos sectores del PJ.

Los mensajes de los diferentes partidos fueron bastante pobres de ideas. Publicidades como las de Libres del Sur cuyo único eslogan de campaña fue el nombre de la primera candidata: “Mercedes La Ciudad”, o la de Nuevo Compromiso Neuquino: “El equipo de Pechi” ponen a la vista que no se discutieron ideas en esta campaña sino más bien personas. Habiendo tantos temas de fundamental importancia para los vecinos se priorizaron mensajes vacíos y con poco compromiso con los electores.

A modo de reflexión es necesario que se continúen generando alternativas políticas que tengan como prioridad el bienestar y el mejoramiento de las condiciones de vida de los vecinos de esta ciudad. De nada sirve sostener gestiones que sólo benefician a los vecinos del centro, mientras que en el oeste (sector más poblado de la ciudad y más postergado) muchos carecen de vivienda, de servicios básicos, de transporte público de calidad entre muchos otros temas que aún no se han resuelto.

En este sentido cabe preguntarnos, ¿la nueva conformación del Concejo Deliberante logrará dar respuesta a estas cuestiones tan esenciales y urgentes para la vida de los neuquinos? ¿Le hace bien a la política este show mediático del que nos hemos acostumbrado, en donde prevalecen las imágenes de políticos que aparecen renovados para las elecciones y que no rinden cuentas de lo que hacen durante el resto de sus mandatos? Será tarea del pueblo ocuparse de que sus representantes, sean del ámbito que sean, cumplan con su deber público y con sus compromisos de campaña.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *