Los artistas suicidas

La idea de que los artistas son seres atormentados e incluso personas mentalmente inestables no es nueva y ha sido estudiada desde diversos puntos de vista; Platón lo llamaba “Locura divina”, Cesare Lombroso lo consideraba esquizofrenia y, más recientemente, Arnold Ludwing determinó que las personas con mayor riesgo a padecer algún trastorno eran las que hacían trabajos más creativos. También encontró que, sobre 30 escritores, el 80 por ciento tenía algún tipo de desorden mental. ¿Por qué me están mirando?

Aquí les dejo una lista de reconocidos artistas que, a consecuencia de sus tormentos, no encontraron otra salida que la de quitarse la vida.

VINCENT VAN GOGH (1853-1890). Uno de los casos más famoso es sin duda el de este pintor holandés que se disparó cuando tenía treinta y siete años. Su muerte no fue ninguna sorpresa ya que toda su vida la vivió en la miseria como puede leerse en el libro “Ultimas cartas desde la locura”. Sin embargo, hay quienes afirman que no fue suicidio sino una bala perdida la que terminó con su vida.

FRIDA KAHLO (1907-1954). Después de una vida llena de dolor a causa de la poliomielitis y un accidente que sufrió al ser muy joven, reflejada en sus cuadros, esta pintora mexicana decidió quitarse la vida por una sobredosis de analgésicos a los que era adicta, aunque los médicos certificaron “embolia pulmonar”.

ERNEST HEMINGWAY (1899-1961). Este escritor estadounidense, quien es considerado uno de los padres de la literatura moderna, se disparó con su escopeta favorita después de una vida llena de alcohol y excesos.

HORACIO QUIROGA (1878-1937). Escritor uruguayo que ha sido comparado con el mismo Poe, a quien tanto admiraba, y que sufrió de todo en su vida. Su padre murió en un accidente de caza, su padrastro y su primera esposa se suicidaron, mató accidentalmente a su mejor amigo y cuando se le detectó cáncer de próstata no vio más camino que tomar un vaso de cianuro.

VIRGINIA WOOLF (1882-1941). La escritora modernista sufría de depresión y bipolaridad (mala combinación). En la primavera de 1941, llenó su abrigo con piedras y entró en el río Ouse cercano a su casa en Inglaterra.

ALFONSINA STORNI (1892-1938). La poeta argentina siempre había padecido depresión, paranoia y ataques de nervios, pero estos empeoraron después de su operación de cáncer de mama. Así que durante una madrugada se internó en el mar y ya no regresó.

Para esclarecer un poco el tema del suicidio les recomiendo “El mito de Sísifo” de Albert Camus, en el que hace una disertación sobre si vale la pena vivir o no.

En cuanto al arte, en mi caso no estoy seguro si el arte lleva a la locura o si la locura es la que nos lleva al arte, lo cierto es que al parecer existe una correlación entre estos dos componentes.¿Ustedes que opinan?

Jaher

One comment

  1. Excelente narración sobre la tragedia en el arte. Compuesta de claridad, amena y buen sentido del humor. Espero más artículos como este, son muy buenos, educativos y entretenidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *