Lo personal es político

Porque ya nos callaron mucho, porque el miedo ya no nos silencia, porque el daño no se va nunca más, porque nosotras aprendemos a convivir con él. Y ustedes, hijos sanos del patriarcado, aunque que las condiciones de la justicia no son coherentes con la realidad en la que vivimos cotidianamente para que cumplan su condena penal, van a tener que aprender a vivir con la condena social, porque acá estamos, paradas para hacer justicia social, en la que hoy más que nunca antes confiamos y en la cual vamos a poner las palabras, el cuerpo y el sentimiento por el cual estamos empapadas, el sentimiento por evita, la que nos enseñó que no hay patria justa, libre y soberana, sin justicia social. Y hoy entendemos que no hay justicia social sin feminismo.

Ante la violencia que sufre nuestro género cómo también los cuerpos feminizados, elegimos no callarnos más, ya que de esta forma seguiríamos asumiendo la dominación patriarcal de la cual ya no elegimos ser parte, soñando con que algún día llegue a su fin.

Somos mujeres peronistas que elegimos militar y participar de los diferentes espacios de donde nos sentimos convocadas, enalteciendo la bandera de Perón y Eva.

Desde nuestro rol de militantes es que nos estamos manifestando, para que se termine con el “de eso no se habla” que algun ex referente cortado por la tijera del sistema patriarcal nos enseñaron a naturalizar, operando de manera violenta. Y porque ya no nos callamos más nos preguntamos ¿hasta cuándo va a seguir operando dentro de nuestro Partido Justicialista?

Mientras tanto seguimos expuestas a los hombres que nos han violentado cruzándolos en espacios de militancia, hombres con antecedentes judiciales de violencia de género hechas por nosotras mismas.

No vamos a seguir siendo cómplices y dejar esto en el ámbito de lo privado, entendemos que como mujeres tenemos el deber de alertarnos ante estos tipos que no están enfermos, son hijos sanos del patriarcado y no merecemos seguir teniendo compañeras fuera de los espacios políticos por causa de que ellos sigan empoderándose en personalismos por nuestra militancia.

“La patria es el otro” CFK; y por eso vamos a seguir juntas y apalabrando, porque apalabrar nos hace libres y el silencio nos mata.

Por Alicia Troncoso y Belén Stagnaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *