“Las políticas de memoria, verdad y justicia están arraigadas en el sentimiento de nuestro pueblo”

Neuquén.- El día de ayer, el diputado nacional y presidente de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Remo Carlotto, visitó Neuquén para continuar las gestiones para restituir la Torre de Periodistas apropiada en dictadura y recibir a familiares de víctimas de violencia estatal.

Participaron del encuentro integrantes del Sindicato de Prensa de Neuquén y del Centro de Periodistas Jubilados Rodolfo Walsh. El mismo tuvo como uno de sus ejes las gestiones de diputados para que se restituya la Torre de Periodistas apropiada durante la dictadura.

“Es un acto de profunda injusticia para un colectivo de trabajadores que están esperando una respuesta y será un acto de reparación histórica para el conjunto del pueblo neuquino”, dijo Carlotto.

Así mismo, el diputado nacional advirtió que “hay algunos que piensan que hay que volver al esquema del olvido, pero también piensan que hay que volver al neoliberalismo y entonces hay que estar atentos”.

“Si alguien nos quiere proponer que deben dejar de imperar los derechos humanos en la Argentina, nosotros decimos que la Constitución no lo permite pero creo que tampoco el pueblo argentino lo va a permitir”, añadió.

Al referirse al juzgamiento de los responsables de crímenes de lesa humanidad, Carlotto afirmó que “las políticas de memoria, verdad y justicia están arraigadas en el sentimiento de nuestro pueblo”.

“Los juicios por crímenes de lesa humanidad no son una cuestión del pasado, son del presente, tienen una influencia muy grande si nosotros sancionamos esos crímenes o no lo hacemos es la sociedad que vamos a construir también para el futuro”, enfatizó.

Por la tarde, Remo Carlotto tiene mantuvo un encuentro con familiares de casos de gatillo fácil y con Sandra Rodríguez, esposa del docente Carlos Fuentealba, asesinado por el policía provincial neuquino Darío Poblete, en 2007, durante una protesta gremial.

En el marco del mismo, pidió avanzar en los proyectos para sancionar la violencia institucional y no dar “señales de impunidad” a los policías involucrados en casos de gatillo fácil.

Mencionó los casos de Braian Hernández y Matías Casas, considerando que la rebaja en la pena a los policías que habían sido condenados a prisión perpetua por jurados populares “es un llamado de atención”, dijo.

También se refirió a casos de tortura en lugares de encierro y cuestionó que “se morigeran las situaciones llamándolos apremios para proteger al agente público”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *