Las multinacionales avanzan en la cuenca neuquina

La primera consecuencia del acuerdo de reconversión de contratos de concesión de áreas petroleras no convencionales, se verificó en la cuenca neuquina: el retroceso de YPF como operadora y el consiguiente avance de las principales compañías internacionales: la angloholandesa Shell, la francesa Total, la norteamericana Exxon y Pan American, que pertenece al grupo Bulgheroni, asociado con la china CNOOC en Bridas Corporation y a British Petroleum.

Este cambio de las operaciones en la cuenca va de la mano del ejercicio de la propiedad de los hidrocarburos que dictamina la Constitución nacional reformada.

Tan así es que la petrolera nacional YPF y la neuquina firmaron la transformación de los contratos relativos a las áreas Pampa de las Yeguas I y La Ribera I y II, que se explotarán con hidrofractura, por un plazo de 35 años. Según el portal Vaconfirma, que tituló su nota “Se modifica el mapa petrolero neuquino”, la provincia ya otorgó un total de 19 concesiones no convencionales, la mayoría a favor de YPF, pero esta retirada implica un avance de las privadas. Por ese conjunto, se prevén inversiones de 5.600 millones de dólares durante la etapa exploratoria, pero puede multiplicarse si se obtienen resultados positivos.

Este acuerdo fue suscripto el lunes 17 de octubre entre el gobernador Omar Gutiérrez y el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez. Por ese contrato, YPF y las asociadas invertirán 220 millones de dólares en dos pilotos durante los próximos cinco años.

También se modificaron los contratos de las áreas Aguada de Castro, Bajo del Toro, Cerro Arena, Cerro Las Minas, Chasquivil, Las Tacanas, Loma del Molle, Pampa de las Yeguas II y Salinas del Huitrín, en permisos de exploración con objetivo no convencional. La petrolera nacional tendrá cuatro años para explorar esos bloques junto a sus socios, con quienes se comprometió a invertir 232 millones de dólares, según la información del portal.

La principal herramienta de la provincia, la empresa estatal Gas y Petróleo de Neuquén, participará en las áreas Cerro Avispa, Cerro Partido, Loma del Mojón, Los Candeleros, Santo Domingo I, Santo Domingo II, Cortadera, Huacalera, Buta Ranquil I, Buta Ranquil II, Rio Barrancas, Chapúa Este, Corralera y Mata Mora.

Como resultado de este conjunto de concesiones y revisiones, Neuquén recibirá de YPF unos 30 millones de dólares una vez que el acuerdo sea aprobado por la Legislatura.

Justamente las empresas que aumentan su participación en la cuenca neuquina tienen su correlato en el gabinete de Mauricio Macri. Por caso, Juan José Aranguren, ex presidente de la segunda empresa más importante del país en refinación y comercialización de combustibles, Shell Argentina, es el ministro de Energía de la Nación. El secretario de Recursos Hidrocarbuíferos es José Luis Sureda, ex vicepresidente de Gas de Pan American Energy (PAE) que es la segunda operadora más importante del mercado de crudo detrás de YPF y la tercera más importante del mercado de gas natural, detrás de YPF y de Total Austral. Bridas Corporation, una de las socias de PAE, controla Axion Energy, que adquirió en 2012 los activos de la refinería de Campana que operaba ExxonMobil bajo la marca Esso.

Daniel Montamat fue designado en el directorio de YPF. Fue presidente de la empresa durante el gobierno de Alfonsín y asesoró durante la privatización, luego fue secretario de Energía del gobierno de Fernando De la Rúa entre diciembre de 1999 y agosto de 2000. Como consultor privado en su Estudio Montamat y Asociados, realiza auditorías de liquidación de regalías contratado por las provincias productoras.

 

Por Gerardo Burton

gerardoburton@manoamanonoticias.com.ar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *