La reunión del Comité Central de la CGT determinó un paro general pero sin fecha

Este jueves se desarrolló el encuentro del Comité Central de la CGT. Reunidos en la sede histórica de calle Azopardo de la Ciudad de Buenos Aires, más de 140 gremios facultaron al Consejo Directivo a convocar al paro nacional. Sin embargo, no impuso fecha.

En lo que pareciera más un llamado de atención al gobierno de Macri que el inicio de un plan de lucha contra el neoliberalismo, la CGT confirmó la realización, en algún momento del mes de octubre, de un cese total de actividades. En este sentido, los dirigentes que conducen la nueva unidad se manifestaron a favor de agotar todas las instancias antes del paro. Tanto Daer como Schmid y Acuña fueron muy cuidadosos a la hora de referirse a la acción conjunta. El titular de Sanidad manifestó que “de no encontrar alternativas a los planteos, se llegará a las medidas que creamos convenientes en el momento oportuno”, mientras que el referente de Dragado y Balizamiento afirmó que “cuando tengamos que anunciar un paro lo haremos”.

Quienes sí se pronunciaron abiertamente en pos de una medida de paro nacional e instaron a ponerle fecha fueron los dirigentes de Camioneros, Bancarios y Sadop, entre otros que dominaron la escena de ayer. Por caso, el titular de los docentes privados, Mario Almirón, reclamó al Comité Central “la moción de un paro general y solidaridad con todas las luchas de los docentes”.

Frente a esta presión por parte de la mayoría de los gremios pertenecientes a la CGT, la conducción de la central decidió no avanzar con la agenda y esperar a la reunión que tendrá el jueves próximo con el gabinete económico del gobierno macrista. Sorprende esta actitud tan tibia de la CGT en un contexto de recesión, despidos y persecuciones, sobre todo si se tiene en cuenta que dos de las tres líneas que hoy conducen el movimiento realizaron varios paros nacionales a Cristina Fernández en reclamo por el impuesto a las ganancias.

La respuesta del gobierno de Macri a las expresiones vertidas en el Comité Central no se hizo esperar. Según diversas fuentes, en el encuentro del 29 de septiembre, Prat Gay y el resto de los ministros presentarán proyectos de cambio en las ART y en Ganancias que buscarán endulzar los fáciles oídos sindicales. Incluso, varios dirigentes ya se manifestaron en contra de la medida de paro. Tal es el caso del marginal Luis Barrionuevo, quien sostuvo que no es conveniente parar. Otro que se pronunció a favor del gobierno macrista fue el secretario general de UATRE (gremio que posee la mayor cantidad de trabajadores en situación de precariedad, trabajo no registrado y esclavitud), Gerónimo “Momo” Venegas, quien sostuvo, sin ruborizarse, que no va a parar porque “Macri cumplió con todo lo prometido en campaña” e incluso participó del timbreo que se realizó durante el día de hoy en gran parte del país.

En Neuquén, si bien no hubo manifestaciones públicas durante las últimas 24 horas, aún suenan las palabras del titular de Comercio, Sergio Rodríguez, quien sostuvo días atrás que el gobierno de Macri todavía cuenta con una importante cuota de apoyo y tiempo por parte de la sociedad.

Mientras la CGT sigue discutiendo, quienes sí convocaron a un paro nacional son los trabajadores de la educación enrolados en la CTERA. El día martes 27 de septiembre habrá una jornada de lucha en todo el país en reclamo de la reapertura salarial y en contra del plan de evaluación Aprender 2016. En nuestra provincia, tanto el gremio Aten como Sadop serán parte de una convocatoria que tendrá su punto principal en la permanencia en Casa de Gobierno entre las 9.30 y las 15hs.

 

Por Emilio Cortese

corteseemilio@manoamanonoticias.com.ar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *