La paridad de género es LEY

En la madrugada de hoy, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Paridad de Género que garantiza el 50% de candidatas en las listas legislativas nacionales. La misma fue votada por amplia mayoría: 168 votos a favor y sólo 4  en contra, éstos últimos votados por hombres.

Así votó la cámara de Diputadxs

Aunque no estaba dentro del temario acordado por las distintas fuerzas políticas, la diputada Victoria Donda propuso, con apoyo de las demás legisladoras, apartarse del reglamento y llevar a cabo la votación de la Ley que había sido aprobada en la Cámara de Senadores por amplia mayoría (57 votos a favor y 2 en contra) el 19 de Octubre de 2016 cuando se debatía la reforma electoral en la Cámara de Diputados.
La Ley de Paridad de Género determina que las fuerzas políticas del país deben intercalar hombres y mujeres en la lista de cargos electivos legislativos tanto para el Congreso como para el Parlasur. Antes de esta reforma, la Ley de Cupo de 1991 establecía un mínimo del 30% de candidatas en las listas sin distribución equitativa, siendo una ley innovadora para Latinoamerica.


El debate sobre la discriminación, positiva o negativa, de este tipo de leyes es eterno entre las distintas corrientes feministas y partidos políticos. Algunas teóricas sostienen que nos auto-discriminamos cuando imponemos un porcentaje; mientras que muchas otras alegan que, debido a la estructura actual de nuestra sociedad, es la única manera de que ocupemos espacios en la política.
Los sistemas políticos han sido construidos por hombres bajo el mandato patriarcal, siendo hasta hace sólo unas décadas prohibido para las mujeres. Un ejemplo de ello es La Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana redactado en 1791 por Olympe de Gouges, quien creía discriminatoria la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789), ya que, no determinaba la  equiparación jurídica y legal de la mujer al hombre, ni su emancipación. Sin embargo esa declaración quedó en la nada y al poco tiempo fue guillotinada por sus ideas revolucionarias.


Los derechos inherentes hoy para nosotras, han sido fruto de esas fervientes luchas de mujeres en la historia. Este jueves 23 de Noviembre de 2017 hemos conquistado otro derecho:tener mayor oportunidad de representar a las y los argentinxs en las bancas nacionales. Y aunque algunos y algunas lo vean como una imposición discriminatoria e injusta, sabemos que si no nos ampararan los derechos no ocuparíamos lugar de poder alguno, porque-como dije anteriormente-  la política fue creada por los hombres para los hombres. Ante esto, mientras la equidad de género no sea real,las mujeres ocuparemos los espacios de poder luchando y conquistando derechos que nos equiparen.

Por Azul Dragone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *