La Escuelita IV: repudio y decepción

En la mañana de hoy, el Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén presidido por Alberto Silva, dio su veredicto en el juicio por crímenes de lesa humanidad denominado La Escuelita IV. La máxima condena fue para el ex jefe de Inteligencia, Oscar Reinhold -prisión perpetua- mientras que a Jorge Di Pasquale, Jorge Molina Ezcurra y Sergio San Martín  les corresponden diez años de prisión. Las demás condenas fueron menores e incluso hubo cuatro absoluciones y dos imputados -Luis Alberto Farías Barrera y Ramón Saboredo- quedaron fuera del juicio por problemas de salud.

Los principales dirigentes de los organismos defensores de los derechos humanos, los abogados de la querella y los dirigentes políticos y sociales expresaron su repudio y decepción por las condenas.

A Osvaldo Laurella Crippa y Raúl Guglielminetti les correspondieron ocho años, a Gustavo Vitton y Alberto Camarelli, 6; a Néstor Castelli, 5; a Saturnino Martínez, a Hilarión de la Pas Soza y a Jorge Alberto Sosa, 4 y a Emilio Rozar 3 años.

Inés Ragni, una de las Madres de Plaza de Mayo del Alto Valle, expresó su desazón y dijo que  “hace 40 años que caminamos las calles de Neuquén. Sin saber dónde ni cuándo nos iban a recibir con la esperanza de saber qué carajo hicieron con nuestros hijos, dónde están. Este Tribunal les ha dado una miseria de años a los asesinos de nuestros hijos. Pero vamos a seguir en la calle hasta el último de nuestros días. Queremos escuchar otros jueces. Esta no es la varadera verdad. Vamos a seguir la lucha”.

Noemí Labrune, de la APDH, calificó las penas de “exiguas e insultantes” peo aclaró que “no hay algo en este veredicto que nos haga pensar que hay un retroceso en los conceptos que hacen al terrorismo de Estado”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *