La ciudad de los cráteres

Parece que las autoridades municipales sólo se fijan en las calles principales del centro y de ciertos barrios mientras que a diez cuadras del Monumento a San Martín y en los vecindarios de la periferia, el asfalto está perforado por baches y pozos que parecen cráteres.

El 20 de abril se anunció que se volverían a invertir unos 12 millones de pesos para pagar a las empresas contratistas del bacheo en la ciudad. Los trabajos se realizan sin ningún plan aparente en algunos barrios, en especial los que supervisan en el centro y los sectores de poder adquisitivo más alto, mientras que en Confluencia y en el oeste las tareas se hacen con más lentitud o no se hacen.

A  esta situación hay que sumarle las tareas del EPAS, que colabora indirectamente con las roturas de calles. Se reiteran en varios barrios -La Sirena frente a la Ciudad Deportiva y Cultural; la calle Belgrano a la altura de Collón Cura- donde se producen pérdidas de líquidos cloacales que anegan hasta las veredas.

Cuando un vecino los llama para denunciar que sale agua del asfalto, las cuadrillas del EPAS arreglan el desperfecto pero el pozo permanece, tapado con escombros y señalado con ramas y bandas bicolores, sin que el pavimento sea reparado.

Cuando la situación no se sostiene y ya se afectaron los amortiguadores de varios vehículos, las empresas contratadas por el municipio realizan el bacheo.

 

Por Sergio Aguilera

sergioaguilera@manoamanonoticias.com.ar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *