Inflación por puja distributiva

por Nora Díaz*

Actualmente, la inflación es un tema que encabeza la discusión económica en la Argentina, ya que desde la oposición política se señala como el mayor problema del modelo nacional y popular instaurado a partir del año 2003. Diferentes medios de comunicación se encargan de revivir en la memoria de los argentinos esa sensación de inestabilidad conocida -y tantas veces sufrida-, que nos remite especialmente a la hiper de fines de los ’80 que derivó en la implementación del modelo de convertibilidad. Pero ninguno explica exactamente en qué consiste este fenómeno del que todos opinan y pocos conocen lo suficiente como para fundamentar sus posiciones al respecto.
En esta página intentaré transmitir brevemente los principales conceptos teóricos que permitirán una mejor interpretación de este fenómeno.

¿Qué es la inflación?

La inflación es un alza generalizada y continua de los precios de bienes y servicios. Se mide a través de distintos índices, siendo el más conocido y utilizado el INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR (IPC), el cual se calcula midiendo la evolución de los precios de una canasta básica de alimentos y otra ampliada a bienes y servicios. Comparando los índices con respecto a un año base, se puede calcular cuánto ha sido el incremento (o disminución) promedio de los precios de una economía

El monto estimado de la canasta básica de alimentos mide la línea de la indigencia: aquellas familias (estimada en dos integrantes mayores y dos menores) cuyos ingresos no alcancen este valor, son consideradas indigentes.
Por su parte, los grupos familiares cuyos ingresos no alcancen el valor de la canasta ampliada, conforman el sector social de la pobreza.

¿Cuáles son las causas de la inflación?

La inflación obedece a múltiples causas. Enumeraremos a continuación las principales de ellas.

1.Inflación de Demanda

Se denomina inflación de Demanda al incremento generalizado de precios originado en un aumento del consumo de bienes y servicios. La oferta difiere la adecuación del volumen de producción (sobre todo si la capacidad ociosa de los factores es nula y se requieren nuevas inversiones), por lo que la reacción inmediata de las empresas es la suba de los precios.

Debido a que la mayor demanda se produce en base mejoras en los ingresos de la población, este tipo de inflación es común en los períodos de crecimiento de las economías (auge).
La escuela teórica denominada “Monetarismo”, surgida en los ’70, cuyo principal representante es Milton Friedman, sostiene que la causa que explica el comportamiento de la Demanda Agregada y, por lo tanto, de los precios, es el aumento de la cantidad de dinero en circulación.

La explicación keynesiana de la inflación rechaza la estrecha relación que establecen los monetaristas entre la cantidad de dinero y los precios, dado que, si la economía mantiene recursos desempleados, una mayor masa monetaria permitirá un incremento de la producción y el empleo a través de la demanda adicional de bienes generada.

2.Inflación de Costos

Se debe al aumento del precio de un componente importante en los costos, por ejemplo, el combustible, que es trasladado a los precios de los bienes producidos. En este caso, puede combinarse con recesión, es decir, con una disminución de la actividad económica.

3.Inflación por Puja Distributiva

Se produce cuando los aumentos salariales son trasladados a los precios de los bienes y servicios, quedando inalterada la distribución del ingreso.
También es típica del ciclo expansivo de la economía, ya que el mayor nivel de empleo permite a los trabajadores un mejor posicionamiento para la negociación salarial. En cambio, el desempleo “disciplina” a los trabajadores: cada uno cuida su puesto de trabajo y no se producen demandas salariales.

4.La Inflación “importada”

En el caso de los bienes exportables, el productor local pretende obtener en el mercado interno el mismo ingreso que obtendría exportándolo, por lo que el precio de este bien será el precio externo menos los impuestos de exportación; multiplicado por el tipo de cambio, se obtiene el precio en moneda local. Como podremos observar en el siguiente cuadro, ésta es un importante causante de la inflación actual en Argentina, en parte limitado por la implementación de las retenciones a la exportación.

5.Mercados oligopolizados y formadores de precios

En el análisis de la inflación en Argentina, debemos tener en cuenta con especial atención las estructuras de los mercados. El proceso de concentración que comenzó en la Argentina en la década del ‘80 y se profundizó con la desregulación económica en los ’90, provocó el posicionamiento hegemónico en el mercado de empresas que elaboran productos de primera marca, con una demanda creciente de la clase media y alta, que les permite aumentar los precios muy por encima del incremento de sus costos. Algunos datos importantes:
• El 80% del aceite que se consume lo producen dos empresas: Molinos Río de la Plata y Aceitera General Deheza.
• El 78% de los lácteos lo manejan La Serenísima y Sancor
• En enlatados, como tomates y arvejas, Arcor concentra el 70%
• El 75% del azúcar que se consume es de Ledesma
• Unilever posee el 70% del mercado de la mayonesa (Hellman’s y Fanacoa)

La empresa Molinos Río de la Plata, fundada por el grupo Bunge y Borg y hoy controlada por Pérez Companc, detenta marcas líderes como Yerba Nobleza Gaucha, rebozador Preferido, harina Favorita, aceite Cocinero, bizcochuelo Exquisita y Vitina. En el 2007 adquirió la fábrica de pastas secas Virgilio Manera y el Grupo Estrella que produce yerba Cruz de Malta.
En 2010, Molinos subió el bizcochuelo Exquisita 52% (82% del mercado), el Aceite Cocinero un 33%. (líder absoluto), el rebozador Preferido 31%. (68% del mercado) y la Harina Favorita 25%. (52% del mercado), todos por encima de cualquier medición de inflación en el país.
Por su parte, la empresa ARCOR, de la familia Pagani, aumentó en el mismo año la mermelada La Campagnola un 41%, la lata de tomates un 30% y la de arvejas un 25%.
Ledesma aumentó el azúcar un 205% en 4 años (2007-2010) y La Serenísma incrementó su producto más vendido, la leche en sachet, un 29% en 2010.

En este panorama debemos tener en cuenta también a las empresas yerbateras, que poseen un doble poder: Capacidad de incidir en el precio pagado por su insumo principal como también influir en el precio final pagado por los consumidores. Sólo existen una docena de firmas integradas, de las cuales las primeras cuatro poseen más del 50% del mercado.

¿Es la inflación el principal problema económico?

Para analizar cómo es la situación económica del país, no basta con un solo indicador. Desde la salida de la convertibilidad hasta ahora, si bien los precios se multiplicaron por 5,6 veces; el tipo de cambio lo hizo en 4,5; el dólar paralelo, en 5,5, y los salarios, en cerca de 5,7 veces, lo cual demuestra que el poder adquisitivo de la población no ha disminuido, pese a la “sensación térmica” que quieren instalar algunos medios.
Por otra parte, es importante recordar a la hora de preguntarnos cómo está la economía argentina, que promediando el año 2002 el desempleo representaba el 21% de la PEA, mientras que en el primer trimestre de este año, sólo el 7,1%.

No olvidemos que las recetas ortodoxas para combatir la inflación proponen ajuste y enfriar la economía. El resultado de estas políticas será el mismo que en la década del ’90:
MAYOR DESOCUPACIÓN Y CONCENTRACIÓN ECONÓMICA

¿Cuál es la alternativa para controlar este fenómeno?

A corto plazo, lo que el gobierno está implementando: acuerdos y controles de precios. En un plazo más mediato y con resultados más definitivos, debemos recuperar el perfil industrial y completar el proceso de industrialización del país, aumentando la competencia y la productividad
En definitiva, incrementar la oferta para un crecimiento no inflacionario con equidad

*Licenciada en Economía. Docente en la Universidad Nacional del Comahue

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *