“Garantizar derechos no es delito, ilegal es perseguir a lxs medicxs que hacen su trabajo”

 Micaela Asiner entrevistó a Estrella Perramon, médica generalista y ex-residente en el Hospital Maitén, perseguida por asistir a una joven en la interrupción de un embarazo durante su residencia.

 

MA: ¿Por qué tu nombre apareció en los medios como ejemplo de la criminalización a las médicas que garantizan el derecho al aborto?

 

EP: En el contexto de la residencia en El Maitén atendí a una mujer que solicitó ayuda, tenía 17 años y estaba cursando un embarazo de 7 semanas. Participé en su atención, escribí la historia clínica a la que adjuntamos su solicitud, y le hicimos una interrupción legal del embarazo. Ella luego presentó una complicación en su salud que la llevó a la muerte, hasta el momento no sabemos qué sucedió. Pero debido a que se informó a la familia que su muerte habría tenido relación con la interrupción legal del embarazo, se me inició un juicio con la carátula de aborto punible seguido de muerte. Hoy el juicio continúa, estamos en el período de impugnación de una condena. En los medios se utilizó mi nombre en función de discutir si se debe o no garantizar derechos dentro de las instituciones de salud pública.

 

MA: ¿Qué organizaciones se acercaron para apoyar el cierre de esta causa? ¿Qué funcionarios y organizaciones se sumaron a una política de persecución?

 

EP: Me acompañaron principalmente agrupaciones feministas, las radios comunitarias dieron una información real de todo lo que está pasando, también acompañó la Comisión de Residentes de Medicina General.

 

Se sumaron a la persecución las instituciones de salud pública, el Ministerio de Salud no dió respuesta y avaló así todo lo que se dijo en los medios oficiales. También desde Tribunales y la Oficina Fiscal de la Comarca Andina, que llevó a cabo la investigación, e impidió una y otra vez la presentación de pruebas y la investigación de todo lo sucedido con respecto a la salud de la mujer que falleció. No hubo garantía del derecho de la defensa tanto en el momento de investigación como en la etapa de debate.

 

MA: Al leer la sentencia vi médicos que prestaron falso testimonio y la querella los utilizó, acusándote de hablar en contra de colegas de “vasta experiencia”. También se adulteró la historia clínica, desapareciendo el consentimiento de la mujer. Esto llama la atención porque lxs residentes estamos en etapa de aprendizaje, de acompañamiento y supervisión ¿Cómo te sentiste vos como residente? ¿Qué mensaje nos querés dar a las médicas y médicos residentes?

 

EP: Por un lado, en cuanto a los testimonios que hubo, dentro de lo que fueron testigos de la defensa hubo expertas en el tema. No se han valorizado sus aportes debido a que eran parte de la defensa, lo que atenta el derecho a defenderse, y a su vez mujeres, lo cual no es algo menor en los tribunales.

 

Fue una situación especial de mucha exposición, ya que por lo general, las instituciones de salud pública ayudan a cuidar a las y los residentes. Sólo yo había escrito la historia clínica y se utilizó eso para no responsabilizarse de lo que fueron decisiones tomadas como equipo, debido a mi condición. A los residentes les diría que es muy importante que siempre se escriban en la historia clínica. Y que participen de las comisiones de residentes provinciales y nacionales, ya que de esa manera nos podemos ayudar entre todas y todos.

 

MA: Por último, estando en la Asamblea de El Bolsón, ¿qué mensajes nos querés dejar a las mujeres?

Bueno, muchísimas gracias por el acompañamiento. Desde mi lugar puedo decir que gracias a la fuerza de las organizaciones y compañeras feministas pude transitar esta situación desagradable. Me han dado fortaleza, muchísima información válida, energía, acompañamiento, el cuerpo, material bibliográfico. Y me parece muy importante que como mujeres nos acompañemos, el acompañamiento que recibí fue maravilloso y me permitió continuar defendiéndome.

Por Micaela Asiner

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *