Finalizala histórica huelga de ATEN

Los y las docentes neuquinas aceptaron la propuesta del Gobierno y volverán a las aulas el día de mañana poniendo fin a uno de los conflictos mas largos de la historia del sindicato.

Pasado casi un mes de la última oferta salarial, las y los trabajadores de la educación consiguieron la tan esperada mesa de negociación (disfrazada de mediación penal), que arrojó el acta que pondría fin a los mas de 40 días de paro.

El plenario de secretarias y secretarios generales

La propuesta del Gobierno provincial que fue tratada en las asambleas de ayer contiene respuestas a algunos de los reclamos de las y los maestros como la actualización trimestral para todo el año según el IPC (índice de precios al consumidor).

El acta también comprende corrección de haberes mal liquidados, la baja de la inconstitucional Resolución 600 que creaba las tutorías educativas especiales, atentando contra el derecho a huelga de los y las trabajadoras de la educación, así como también mesas técnicas sobre reclamos específicos y la planificación de recupero de contenidos.

 

La  lucha de ATEN

Como es costumbre, los reclamos del sindicato neuquino comenzaron en febrero, intentando evitar el conflicto. Invisibilizado por la prensa e ignorado por el Gobierno, el colectivo docente encaró la lucha poco a poco a principios del ciclo lectivo con paros de dos y tres días. Pero Omar Gutierrez y compañía no daban respuesta, a la poca voluntad que históricamente ha presentado el MPN para dialogar con ATEN se le sumaba un difícil contexto de ajuste. A diferencia de años anteriores en los que los sindicatos discutían paritarias libres, desde La Rosada se impuso un techo del 15% para el aumento de salarios.  Atado de pies y manos por haber firmado el pacto fiscal con Nación, el Gobierno provincial hizo oídos sordos y jugó al desgaste.

Con asambleas poco numerosas y una adhesión al paro que no era la de otras épocas, la huelga parecía caerse y el Ejecutivo provincial quiso darle el golpe de gracia aplicando descuentos masivos y arbitrarios. Este grueso error, acompañado por la ausencia de los funcionarios públicos a la mesa de mediación convocada por legisladores de partidos opositores, desencadenó en masivas asambleas que no votaban menos de 5 días de paro y actividades en las que decenas miles de docentes se hicieron oír.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interiorLa imagen puede contener: 1 persona, multitud

 

 

 

 

 

 

La lucha continuó con bloqueos a los órganos gubernamentales como el Concejo Provincial de Educación, la Gobernación y los distritos educativos que durante días no pudieron abrir sus puertas. A pesar de las masivas actividades, como la Marcha de los Guardapolvos en la que participaron mas de 15 mil personas, ATEN no lograba arrancarle al Gobierno una propuesta razonable.

El conflicto se intensificó, después de mucho tiempo las y los docentes volvieron a las rutas con panfleteadas y se realizó una persecución constante al gobernador y sus ministros y ministras, exigiéndole respuestas en cualquier lugar en que asomaran la cabeza, como en el desfile del aniversario de Plaza Huincul.

Ante los continuos rechazos  en las asambleas de las irrisorias propuestas,  Gutierrez y sus secuaces pasaron un miserable aumento por decreto, lo que recrudeció la lucha docente.

Llegó el 23 de mayo y el sindicato neuquino, en el marco del paro nacional de CTERA, viajó en gran número a Buenos Aires para decir presente en una nueva edición de la Marcha Federal Educativa en la que mas de 300 mil trabajadores y trabajadoras de la educación de todo el país se manifestaron en defensa de la escuela pública. Como ya es costumbre por el respeto ganado por su tradición de lucha, ATEN encabezó la columna patagónica.

ATEN encabezando la 2da Marcha Federal Educativa

Ante la impotencia de no poder doblegar a los y las trabajadoras, el Gobierno optó por dos nuevas provocaciones: la presentación de un proyecto de presentismo en la legislatura y la Resolución 600 que creaba las tutorías educativas especiales. Con al apoyo de algunos padres y madres, las y los maestros resistieron heroicamente la medida, impidiendo el ingreso de falsos tutores, punteros del partido provincial a los establecimientos educativos.

 

Este fin de semana, en una maniobra del Ejecutivo provincial para no demostrar debilidad, la justicia convocó al gremio docente y a los ministros a una mesa de mediación que no fue otra cosa que lo que el sindicato venía pidiendo hace semanas: una mesa de negociación.

Finalmente, el día de ayer se realizaron las asambleas en toda la provincia donde las bases, aun inconformes con lo logrado, decidieron que era momento de volver a las aulas para recobrar fuerzas en un año que asoma tempestuoso y que necesitará a los y las trabajadoras organizadas y con energías para enfrentar amenazas como la latente reforma laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *