Fiesta de la Confluencia. ¿Fiesta Para Todos?

Por Lic. Sabrina Salto

La segunda edición de la Fiesta de la Confluencia, que se realizará en febrero del 2014, prometía seleccionar por concurso, a los músicos de toda la provincia de Neuquén que quisieran participar. Con este fin se lanzó el concurso “Pre Confluencia” que convoca a bandas, dúos y solistas musicales de los géneros folclore, tango y rock. En el rock, la única exigencia es que las bandas deberían interpretar temas propios, quedando prohibida la ejecución de covers.

La inscripción se realizo vía mail hasta el 31 de octubre. Una vez finalizada la inscripción se subirían los datos a la página web www.fiestaconfluencia.com.ar, donde se podrían votar a las bandas postuladas, entre el 4 y el 17 de noviembre. Los cinco más votados por categoría se presentarían los días 13, 14 y 15 de diciembre en el Arco Romano del Parque Central y de los 15 finalistas, el jurado sería el encargado de definir a los dos ganadores de cada género. El jurado estaría compuesto por un representante del órgano ejecutivo municipal, un representante de la Escuela de Música de la Provincia del Neuquén, un periodista del rubro, un músico profesional y un miembro de Asociación de Músicos Independientes (AMI).
Los ganadores de cada género, además de actuar en el escenario principal de la IIº Fiesta de la Confluencia como teloneros del artista principal, recibirían 10.000 pesos el primero y 7.500 el segundo.

Así planteado, el esquema del Concurso del Pre Confluencia, demostró una vez más, que los destinatarios de las políticas culturales de la gestión municipal, excluyen a muchos más de los que incorpora, dando por universales, el acceso a tecnologías y posibilidades que concretamente sólo son patrimonio de un sector.
La consigna del voto por internet, define que el acceso a la última etapa del concurso, única en la cual los artistas efectivamente podrán demostrar su arte, quedo sesgada a aquellos, y sólo a aquellos, que pudieran acceder durante largas jornadas a la mayor cantidad de usuarios de la red.
Por otra parte, la competencia en términos eliminatorios, denuncia una vez más, el planteo poco inclusivo de las políticas culturales de esta gestión municipal, es decir, premios para pocos, solo para aquellos que compitan con mejores recursos.

Está claro que, en la Ciudad de Neuquén, las políticas culturales siempre han tenido un rasgo notablemente sectorial, focalizadas en las zonas centrales, en desestimación de los sectores más populares. Además, siguen siendo escasas. Resulta evidente que no alcanza con organizar un certamen eliminatorio una vez por año. La ausencia de políticas sostenidas y sistematizas, de estructuras físicas e institucionales, en definitiva, de una verdadera intención política al respecto, se traduce en una ausencia del Estado en un aspecto fundamental de toda comunidad: el fomento y el estímulo a la producción de la cultura.

Y sin embargo, más allá de este panorama hostil, es justamente desde la comunidad donde se van gestando movimientos culturales, artísticos, literarios, musicales, de gran calidad y magnifico contenido. Lamentablemente, las variadas y valiosas producciones artísticas, no se reflejan del todo en los resultados de este concurso eliminatorio. La necesidad de instrumentos y políticas públicas resulta urgente. Iniciativas tales como la sanción de la Ley Nacional de la Música, que comentamos en nuestro número anterior, constituyen puntas de lanzas es un camino en el cual resta mucho por recorrer. Catalizar la creación cultural popular, fortalecerla, fomentarlas, debería ser constante en las acciones de la administración de Estado. Y la comunidad, no debería conformarse con menos.

One comment

  1. Crítica por la crítica misma. Como se eligen 15 entre 200 bandas? Los ponemos a tocar a todos en el parque central y por aplausos los elegimos? Siempre hay un “Lic” pseudo progresista escribiendo sobre los infernales sistemas establecidos que dejan sin oportunidades a los más débiles. Algo que se lee muy bonito. Nunca un aporte.
    Las bandas si son buenas, triunfan.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *