Fallo Ley de Medios: La mejor forma de festejar los 30 años de democracia

Por Alberto Ciampini-Diputado Nacional FPV

Mañana se cumplirán 30 años desde aquella fecha de octubre de 1983, cuando los ciudadanos de Argentina retornamos a las urnas. Ese hito histórico nos permitió volver a elegir a nuestros representantes mediante el voto, dando inicio al ciclo democrático más largo de nuestra historia. En este marco hoy el máximo tribunal de Justicia del país falló a favor de la plena constitucionalidad de la Ley de medios de la democracia. Tras cuatro años de ser sancionada y demorada por una medida cautelar interpuesta por el Grupo Clarín, la Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual ha superado los entuertos legales que un puñado de privilegiados encontraron para mantener sus prerrogativas en perjuicio de la sociedad toda.

Hoy, 30 años después de esa primer votación, la mejor forma de festejar, garantizar y profundizar estos 30 años de democracia es poner en vigencia plena esta ley tan plural y democrática. Esta ley que nos permite reivindicar tantas voces que han sido acalladas a lo largo de nuestra historia. Esta ley que permite sostener y apuntalar a la libertad de expresión y la posibilidad de tener fuentes diversas de información que son los pilares básicos en torno a los cuales se construye la democracia.

Los medios de comunicación tienen un rol relevante en la formación de la opinión pública y de la cultura. Como el mismo fallo de la ley sostiene la libertad de expresión no solo atañe al derecho individual de emitir y expresar el pensamiento sino incluso al derecho social a la información de los individuos que viven en un Estado democrático. El sustrato democrático exige el mayor pluralismo y las más amplias oportunidades de expresión de los distintos sectores representativos de la sociedad, ya que de lo contrario no existiría un verdadero intercambio de ideas. Esto podría generar un empobrecimiento del debate público afectando las decisiones que se tomen de manera colectiva. La libertad de expresión y el logro del pluralismo de voces se constituye de esta forma en precondición del sistema democrático. Y esta medida ansiada, demorada y reclamada no hace más que garantizar esa esencia de la democracia en una fecha tan especial para el pueblo argentino.

Queda en nosotros ahora llenar de contenido y hacer valer este nuevo espacio de voces que la ley permite. Mi compromiso estará puesto porque en nuestra provincia se pueda garantizar su máxima vigencia y cumplimiento.

Como nuestro querido compañero Néstor Kirchner nos demostró tantas veces, por más poder económico, mediático y fáctico que se tenga, cuando la sociedad se pone en marcha es imposible doblegarla.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *