En tres meses, chau al barril argento

Antes de finales de este año, los precios del petróleo en el mercado interno estarán equiparados con el valor internacional. Es decir, que la diferencia que se está pagando a las operadoras para sostener precios “rentables” en la explotación -y exploración- del crudo, se acortará en 15 dólares por barril.

Según las autoridades nacionales, la intención es llegar a diciembre sin esa brecha. Pero antes, el gobierno nacional deberá inventar alguna compensación a las provincias productoras, que también esperan todavía la aplicación de las nuevas tarifas del gas para equilibrar sus cuentas.

Si el barril de crudo comienza a cotizarse entre 50 y 60 dólares, la actividad profundizará su retracción. Es algo que se conversó en la muestra Oil&Gas Patagonia 2016 que reunió a más de un centenar de empresas en el Espacio Duam de la capital neuquina esta semana.

Más allá de la denominación en inglés del encuentro, independientemente de la lengua madre, todos los asistentes se esforzaron por disimular la crisis que ya los afecta al punto de que la actividad se retrajo entre un 20 y un 40 por ciento respecto del año pasado.

Como la mayoría en el sector empresario, todos confían en que el segundo semestre extendido los bendecirá con una reactivación. Y la mayoría expresó su inclinación para desarrollar el gas. Es que ese mercado es más atractivo, y es el definido estratégicamente por la cartera que conduce Juan José Aranguren.

Por eso, para el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, lo importante son “reglas claras” en la actividad. Reglas claras para los precios y las regalías.

Los titulares de las empresas de servicios reunidas en el Duam, según el diario Río Negro, explicaron que, luego del fenómeno de Vaca Muerta, dos años atrás, “cayeron la venta y la demanda”, aunque destacaron que “hay perspectivas de repunte”, en especial en la reactivación de los proyectos de gas.

El recurso es necesario para abastecer la matriz energética del país, y todos -provincias, sindicatos y empresas- esperan la definición luego de los resultados de la audiencia pública. Como anticipó Aranguren, en la próxima semana tendrán que estar los nuevos esquemas.

Respecto del barril argentino, el secretario de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación, José Luis Sureda, le dijo al corresponsal del diario Río Negro que se busca que los precios del crudo local converjan con el internacional.

Añadió la necesidad “de acostumbrarnos a un petróleo de 50 o 60 dólares. Tiene que haber una necesaria adaptación de toda la industria a esos valores, con disciplina en los gastos y productividad”.

Para hacerlo, se buscará “empalmar con precios internacionales, pero no lo podemos hacer de un minuto para otro. Es un trabajo que estamos monitoreando con las provincias y con las industrias”. Y además indicó que la intención del gobierno nacional es que a fin de año nos acoplemos al mercado externo. Pero es un objetivo que estamos viendo si es posible porque la realidad es cambiante y afecta a muchos actores. Va a ser una decisión conjunta”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *