Embargar a los trabajadores

El Gobierno publicó en el Boletín Oficial el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para reformar y desregular el Estado, el cual contiene 170 medidas que atraviesan desde la eliminación de normas rancias y la quita de privilegios de estacionamiento para funcionarios, hasta darle al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) flexibilidad para disponer de los ahorros de la ANSES.

Con esta batería de medidas, el gobierno nacional, a través de un DNU plantea una modificación del artículo 147 de la Ley de Contrato de Trabajo. Establece la posibilidad de que se puedan embargar a través de los bancos las cuentas sueldo de los trabajadores luego de un incumplimiento de obligaciones crediticias (préstamos). Esta decisión se da con el fin de “mejorar el sistema financiero e incluir a más personas al mismo”.

Se define la inembargabilidad del sueldo, estableciendo que no podrán embargarse de las cuentas sueldo el equivalente a tres (3) veces el salario promedio recibido por el trabajador en los últimos seis meses.

Según un abogado laboralista de Rosario, Jorge Elizondo, podría haber alguna inconstitucionalidad, ya que el decreto no especifica si queda exceptuado el SMVM (Salario Mínimo Vital y Móvil), el cual es inembargable íntegramente.

El decreto habla de la embargabilidad sobre las cuentas sueldos y no sobre los salarios, como que no se puede embargar hasta tres veces el SMVM. Quiere decir esto que, si al momento de ordenarse el embargo, se tiene en la cuenta sueldo otras percepciones además del salario, como pueden ser prestaciones de carácter asistencial, indemnizaciones por accidente de trabajo, comisiones, horas extras, ahorros personales, se puede embargar, sin límite alguno, el excedente de la suma de tres 3 SMVM.

La oposición cuestionó duramente la medida. El jefe del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, dijo que el DNU es “inconstitucional”, ya que “no respeta la división de poderes” y, entre otras modificaciones, “facilita el embargo de las cuentas sueldo de los trabajadores”. Por eso, van a reclamar la derogación del DNU; mientras que la dirigente Margarita Stolbizer (GEN) anunció que cuando termine la feria judicial va a pedir que la Justicia lo declare “inconstitucional”.

Con esta decisión, el Gobierno demuestra una vez más que los intereses mercantilistas y neoliberales, chocan contra los derechos garantizados en la Constitución Nacional

Todo tiene que ver con todo, y no podemos desentendernos del contexto en el que se aplica esta batería de DNU entre los que está el que analizamos en particular. Y una de las particularidades de este contexto es la dificultad que tiene el oficialismo para tratar la Reforma Laboral en el Senado ya que el Justicialismo no lo quiere tratar sin el aval sindical.

Tampoco podemos obviar la catarata de despidos por parte del estado Nacional y del sector empresarial empujado por la estanflación (estancamiento y/o baja de la actividad económica con un alto grado de inflación) en la que estamos inmersos.

El Gobierno Nacional ha dado sobradas muestras de cuál es su sector preferencial a la hora de gobernar y el sector bancario como las financieras  se han visto muy beneficiadas con esta medida.

Por Gaspar Comba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *