El Teatro

Por Paula Campetella

El teatro, desde sus orígenes griegos hasta nuestros días, ha representado miles de escenas: desde impresionantes batallas épicas por el honor y la gloria, hasta una actual charla de diván.
La acción, la palabra, las miradas, los silencios, son algunos de los elementos que lo conforman y que sirven como medios para la expresión del actor/actriz. Estos elementos, sumado al desempeño de la persona que actúa, se transforman en la magia del teatro. Dicha magia se vivencia al momento de subir al escenario, al momento de improvisar, al momento de crear.

Desde una óptica más panorámica, puede afirmarse que el teatro sirve para expresarse, para encontrarse con uno mismo ya que es un medio de canalización de diversos sentimientos, de distintas situaciones, de una amplia variedad de temas y personajes. Es un medio de liberación de las tensiones que se contraen con la vorágine de la vida cotidiana y lo bueno es que puede desarrollarse en cualquier ámbito: ya sea en un grupo específico en algún teatro, en una escuela, en una comisión barrial, en un centro cultural, etc.
Risa, llanto, amor, desamor, felicidad, tristeza, asombro, incertidumbre; todas sensaciones que se despiertan, se perciben, se vivencian al momento de realizar un arte tan noble como lo es el teatro.

Yo, actriz teatrera, te invito a participar del maravilloso mundo del teatro, abierto a todas las personas de todas las edades. Sumate!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *