El municipio y la provincia se pasan la pelota. Los únicos perjudicados, los vecinos

Por extensión, capacidad de contención de agua y recorrido, la principal función del Arroyo Durán es recibir el remanente del sistema de riego de Arroyito y de la lluvia. Sin embargo, a los largo de los años fue usado como basural y allí también fueron a parar líquidos cloacales de conexiones clandestinas por fuera de la red del EPAS.

Tanto el gobierno municipal como el provincial se disputan responsabilidades, se acusan mutuamente y las soluciones parecen nunca llegar.
Por su parte, el intendente Horacio Quiroga sostiene que la responsabilidad allí es de la dirección provincial de Recursos Hídricos, en su calidad de autoridad de aplicación.

Por otro lado, Horacio Carvalho, director de aquel organismo provincial asegura que es responsabilidad del municipio inspeccionar, sancionar y en conjunto con el EPAS trabajar para remediar la situación.

Mientras tanto, reclaman que se retome el proyecto integral de saneamiento que fue elaborado hace unos años en base a estudios del arroyo pero que aún no se trató ni en la comisión de Medio Ambiente de la Legislatura provincial.

Vecinos, junto con organismos provinciales, municipales y de la Universidad Nacional del Comahue participaban de una mesa de seguimiento de la situación del arroyo, lo cual derivó en la necesidad de contar con un estudio integral, que establezca un proyecto para que se realicen las obras.

Dicho proyecto fue licitado y concluido en el 2011 por la empresa Proar. Contempla varias propuestas de obras, una de ellas que no requiere de gran inversión, son las zonas llamadas fuelles, grandes depósitos de agua. En aquel momento, la concreción de las obras requería una inversión de 300 millones de pesos.

Lo cierto es que estamos en una situación ambiental crítica, no hacen relevamientos ni controles, el caudal de basura que se arroja es cada vez mayor y el agua no drena. El deterioro del ambiente es notable, así como también lo es el de la condición de vida de los vecinos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *