El Infame Negocio de la Trata

Néstor Andrés D. Podio*

Dicen las Naciones Unidas que “En medio de una economía mundial que está en proceso de desaceleración, hay un sector que marcha en la dirección contraria. Cada año millones de personas, la mayoría mujeres y niños, son engañadas, vendidas, coaccionadas o sometidas de alguna manera a situaciones de explotación de las cuales no pueden escapar. Constituyen la mercancía de una industria mundial que mueve miles de millones de dólares y que está dominada por grupos de delincuentes muy bien organizados que operan con impunidad”.

No existen soluciones fáciles a la plaga de la trata de personas, pero su magnitud requiere la adopción de medidas inmediatas”.

La Provincia de Córdoba a través de la Ley 10.060 y la Provincia de Tucumán, a través de la Ley 45/2012, legislaron sobre la prohibición de la instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, promoción, publicidad, administración o explotación bajo cualquier forma, modalidad o denominación -de manera ostensible o encubierta- de whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, saunas o establecimientos o locales de alterne, abierto al público en los que:

1.   Se promocionen,  organicen o de cualquier modo se faciliten actos de prostitución u oferta sexual, cualquiera sea su tipo o modalidad;

2.   Los concurrentes o clientes traten con hombres o mujeres contratados para estimular el consumo o el gasto en su compañía y todo lugar en donde bajo cualquier forma se faciliten, tolere,  promocione, se obtenga provecho de la explotación de la prostitución ajena, hayan prestado o no las personas explotadas, su consentimiento para ello.

En el caso de la ley sancionada por la Legislatura de la Provincia de Tucumán, Susana Trimarco logró que su voz se escuche en el Parlamento. Así, la ley sancionada para cerrar los prostíbulos en la provincia, que recibió por parte de la prensa el rótulo de “prostíbulos cero”, tuvo el aporte de una mujer que desde hace más de 10 años lucha denodadamente contra  el peligroso mundo de la explotación sexual ajena en busca de su hija, María de los Ángeles Verón.

Neuquén aún no ha legislado sobre el particular.

El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la Trata de Personas de las Naciones Unidas, primero, y la Ley 26.364 Prevención y Sanción de la Trata y Asistencia a sus Víctimas, después, precisaron cuáles son aquellas relaciones entre individuos que suponen explotación: a) establecer una relación de esclavitud; b) establecer una relación de servidumbre; c) establecer una situación de trabajo forzado; d) beneficiarse del comercio sexual ajeno; e) comerciar con órganos o tejidos humanos de un tercero.

Como ha afirmado la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Sra. Mary Robinson: “para combatir el fenómeno serán necesarios enfoques integrales, interdisciplinarios y a largo plazo que permitan abordar todos los aspectos del ciclo de la trata y reconocer explícitamente las relaciones entre la trata de personas, la migración, el racismo y la discriminación racial”.

En una sociedad patriarcal, es mucho lo que tenemos que trabajar para terminar con este flagelo, sobre todo en una idea muy arraigada culturalmente que lo limita al ámbito de las mujeres. Los hombres se hacen a un lado porque no les “concierne”. Debemos entender que es un problema de la sociedad y que es una política pública que debemos asumir para combatir a esta esclavitud del siglo XXI que mueve tanto dinero como el narcotráfico.

No debemos tener miedo, debemos estar conscientes que esta lucha recién comienza y mirarnos en el espejo de Susana Trimarco, recordando y buscando  a quienes aun hoy no encontramos: Florencia Penacchi, Marita Verón, María Cash, Fernanda Aguirre, Sofía Herrera, Natalia Ciccione y tantas otras y otros.

Simplemente no debemos convertirnos en una sociedad indiferente, sin atrevernos a bucear en esta otra realidad existente, la del mundo oculto de las/los las esclavas/esclavos.

*Vecino Barrio La Sirena

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *