El desafío de transitar por Plottier

Por Andrea Tubio

Las inundaciones que afectaron a miles de vecinos de Plottier el mes pasado, dejaron al descubierto las falencias en materia de infraestructura, y en el caso de caminos y calles sehizo más evidente la desidia que sufre la ciudad. El estado de los caminos y puentes no se lo podemos atribuir exclusivamente al temporal, sino que hace años que no se desarrolla una política concreta y seria para que las calles sean seguras y estén en condiciones óptimas no solo para los medios de transporte y autos particulares, sino también para los peatones. En Plottier ya se ha vuelto una postal común la hilera de ladrillos para cruzar los charcos que se forman en los pozos de las calles. En los barrios “La Esperanza” y “2 de Abril” el agua de las calles se estanca y se mezcla con los fluidos cloacales de las napas, una problemática que vienen arrastrando los vecinos hace más de 30 años. El barrio Estbeliza, que se encuentra entre los más antiguos, y situado a no más de 4 cuadras del centro, aún carece de cordones cuneta, y cuando llueve se le forman grandes lagunas. Nuestra ciudad ya se ha acostumbrado a las postergaciones en materia de obras públicas, pero el temporal visibilizó y profundizó aún más las dificultades que tenemos para trasladarnos dentro de ella.

El foco y la sensibilidad de la gestión municipal debiería estar puesta especialmente en los barrios más necesitados, que coincidentemente son los ubicados en la periferia del ejido urbano, ya que muchas veces el acceso al transporte público y también particular suele estar restringido. Los pibes de los barrios también van a las escuelas y sus padres también trabajan, y para ello resulta fundamental resolver planificadamente sobre los barrios con más urgencia. La actual gestión ya lleva 3 años de gobierno, y sin embrago aún seguimos en la misma situación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *