Detrás del telón del Mundial: Macri, AFA, Negocios…

Por Lautaro Lozano

Caras largas, tristeza, desconsuelo e insultos que van y vienen, son algunas de las cosas que pudieron verse y oírse el día sábado 30 de junio, cuando la Selección Argentina cayó 3-4 ante el joven seleccionado francés en el partido correspondiente a los octavos de final de la Copa Mundial.

Sin embargo, algunas personas del entorno político de Mauricio Macri y Daniel Angelici pudieron esbozar una pequeña sonrisa, un puño apretado por debajo de la mesa, sin que nadie, o muy pocos, puedan darse cuenta de sus intenciones.

¿Podría alguien pensar que nuestro señor presidente de la Nación Argentina, hombre futbolero desde sus inicios y apasionado por dicho deporte, no formó parte del grito de gol que alzó gran parte del país cuando Marcos Rojo marcó el 2-1 para darle la clasificación a la Argentina? En principio puede sonar algo extraño, pero si escarbamos un poco logramos encontrar algunas razones lógicas que, como ya nos tiene acostumbrados, se encuentran ligadas al ámbito de los negocios.

Por un lado, el Futbol argentino además de ser una pasión multitudinaria, conforma un negocio millonario y una oportunidad para hacer política. Una de las principales piedras en el zapato para Mauricio Macri en este ámbito es nada más y nada menos que Claudio “chiqui” Tapia, presidente de la Asociación de Futbol Argentino. El mismo, a menos de una semana de haber asumido como tal, decidió mediante la Comisión Audiovisual de la AFA, otorgar a las empresas Turner y Fox los derechos por la televisación del fútbol de primera división, a cambio de un pago de $1.200 millones como garantía y $3.200 millones por año.

Chiqui Tapia y Sampaoli

La decisión fue tomada aun habiéndose concretado una propuesta por parte de Torneos y Competencias, empresa de la cual Clarín es dueña de un gran porcentaje. Sin dudas, no habría caído nada bien dentro del principal grupo de comunicaciones del país, el cual se encarga día a día de blindar mediáticamente al presente gobierno, quién seguramente no tendría en sus planes que uno de sus principales aliados se moleste.

Por otro lado, el desembarco de las Sociedades Anónimas en el fútbol argentino es un deseo que Macri ya ha expresado y por el cual se han reiniciado los sondeos y las operaciones políticas para que suceda. La privatización del fútbol sería “para que funcione mejor”, según lo expuesto por quienes defienden su llegada.

Por estas dos razones es que se vería con buenos ojos la salida de Claudio Tapia de la presidencia de la Asociación de Futbol Argentino, para poder poner al frente de la misma una persona de mayor confianza del presidente y así facilitar la concreción de los negocios que tiene en mente.

Con el plantel de fútbol y miles de argentinos en Rusia, las operaciones políticas se hicieron presentes en Argentina. El fracaso deportivo de Jorge Sampaoli y Messi, se traduce en un fracaso político de Claudio Tapia, algo que colabora con la idea de su posible salida, en un país en el que en el futbol, mandan los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.